27.6 C
Caracas
sábado, 26 septiembre, 2020

Historias frágiles | José confía en que la Iglesia volverá de forma más espiritual

-

Caracas.- Hace más de cuatro meses que la iglesia San José del Ávila, ubicada en el oeste de la capital, cerró sus puertas al público. El párroco José Clemente ahora auspicia la santa misa mediante transmisiones en vivo por redes sociales.

Regularmente los actos religiosos se realizaban a diario, pero ahora se ofrecen dos días por semana: los jueves y domingos. En el lugar, la feligresía no está presente, los cánticos suenan a través de parlantes y el acto de darse la paz pasó a ser un abrazo lanzado al aire.

LEE TAMBIÉN

Historias Frágiles | Carlos: Vivir con la presión de asumir un oficio de alto riesgo

Como servidor de Dios ante cualquier situación, José dedicó su labor social a la unción de los enfermos durante la pandemia del COVID-19. El tapabocas, guantes y gel antibacterial se convirtieron en sus nuevos aliados en cada visita al hospital Vargas de Caracas.

Aunque la dinámica de la comunidad cambió radicalmente, José tiene la certeza de que la Iglesia volverá de forma más espiritual, con más devoción, con más compromiso, con más compasión.

- Advertisement -

Historia: Génesis Salazar
Animación títulos y Edición: Alexis Navarro
Diseño gráfico: Elsy Torres
Imágenes: Andrés Rodríguez, Ronald Peña, Gustavo Alemán, Ciudad Ccs, Génesis Salazar, El Confidencial
Imágenes drone: Cortesía de Cronista de Caracas https://youtu.be/KPXHF1e5WHE
Narración: Génesis Salazar
Música: Farewell Life, Am Anderson
Revisión editorial: Williams Brito
Concepto y Dirección creativa: Alma Ariza

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado