Juegos y criptomonedas, nuevas formas de trabajo en Venezuela: ¿Son rentables?

En Venezuela, algunas personas han incursionado en los llamados juegos NFT, basados en la tecnología blockchain, como una forma alterna de ahorro o inversión para tratar de diversificar los ingresos en medio de una profunda crisis económica

6498
Axie Infinity y Plant vs Undead son dos de los llamados juegos tokenizados más populares en Venezuela. Foto: Criptonoticias

Caracas.- Pasar un par de horas diarias jugando en una plataforma basada en la tecnología blockchain, capaz de generar remuneraciones mensuales muy por encima del sueldo mínimo en Venezuela, es una alternativa para algunos venezolanos que, en medio de la crisis económica, no dudan en aprovechar cualquier oportunidad digital que les permita diversificar sus menguados ingresos. Sin embargo, surge una duda: ¿es una opción rentable en el contexto venezolano?

La creciente popularidad de los juegos NFT (activo digital no fungible), como Axie Infinity o Plant vs Undead, ha generado que plataformas de intercambio como Binance, entre otras, ofrezcan la posibilidad de convertir los tokens obtenidos como recompensa no solo en divisas, sino también en bolívares, un aspecto que no se debería pasar por alto al momento de ahondar en el terreno de los criptoactivos.

Manuel González es un odontólogo de 38 años que incursionó en Plant vs Undead como una forma alternativa de inversión, empujado por las necesidades potenciadas por la crisis económica. Hasta el momento, el juego no es su único ingreso.

“Lo hago como un plan de ahorro y de inversión a largo plazo, porque va a depender de si la criptomenda sube o baja en el mercado. En este momento estoy perdiendo porque invertí en la entrada 100 dólares y después de un mes tengo aproximadamente 60 dólares, pero al final de este mes podría decirte lo contrario, que es mi meta: poder multiplicar la plata el doble o el triple”.

González considera que más allá de las ganancias económicas y de la rentabilidad de jugar Plant vs Undead, incursionar en ese ámbito le ha permitido conocer más sobre la tecnología blockchain.   

“En vista de la necesidad nos aventuramos en la experiencia porque el juego estaba dando buenos resultados y es un ingreso más que nos ayudó a entender lo que es un blockchain. El juego nos adentró en ese mundo. Al final, si no te genera ingresos, sí ganas en conocimiento, porque ahora tenemos una herramienta más para pagar o recibir pagos, con Binance, y recibimos criptomonedas como forma de pago, algo que tampoco sabíamos”, contó González vía telefónica a El Pitazo.

Como Gónzález, Carlos Martínez (nombre ficticio para proteger al entrevistado), un técnico informático de 35 años relacionado con inversiones en proyectos digitales, encontró en el ámbito de los juegos NFT el área propicia para enfocar sus esfuerzos, conocimientos y recursos. En julio de 2020 comenzó en Axie Infinity, con una inversión inicial de 90 dólares y a lo largo de más de un año, con el auge de ese juego y el desempeño de su token nativo, ha logrado tener ganancias mensuales de hasta 7.000 dólares.

“Antes de todo esto vivía de las inversiones de preventas de proyectos digitales. A finales de 2018 me pasé al mundo cripto estando en mercados financieros. Conocí Binance, cómo funciona, y empecé a investigar para ver dónde poner dinero”, precisó.

Martínez ahora se dedica a diversos proyectos relacionados con juegos NFT: ha implementado la modalidad de becas, en la que él invierte y otras personas que no tienen los recursos para entrar de manera independiente contribuyen con su tiempo en las actividades de Axie. Asimismo, tiene una agencia de compra de monedas de juegos NFT y dos escuelas Axies. En 2021, Martínez vive de la compra y venta de criptoactivos.

“Cualquier cosa que hagas en internet te puede generar ingresos mayores. Estamos ante un cambio global. El único obstáculo que veo es la viveza del venezolano. Aquí hay muchas cosas que, con tiempo, puedes hacer en internet. Conozco muchas personas que ganan hasta tres dólares al día desde sus casas, por eso consideran que pueden paliar la situación así”.

La lógica detrás de los juegos

Cada juego NFT genera su propia economía con sus propias reglas y más allá de los aspectos financieros existe una lógica detrás de cada plataforma. Es un sistema que se retroalimenta y ese es un factor común: es la relación que existe entre un grupo de desarrolladores vietnamitas, responsables de Axie, y otro conjunto de programadores franceses o americanos.

El economista Aarón Olmos se ha dedicado a estudiar el campo de las criptomonedas y la empresa que dirige, Olmos Group, se enfoca en la investigación y consultoría orientada en las áreas estratégicas del ecosistema digital, por eso advierte que quizá el factor económico del modelo de negocio de los juegos NFT sea lo que predomine en Venezuela, pero hay otras aristas.

“Muchas de estas empresas tienen un modelo de negocio sobre la venta de software a través del desarrollo de Inteligencia Artificial: aprendizaje automático o machine learning. Cuando tú estás jugando, la máquina, el sistema, está aprendiendo qué hacer, cómo resolver problemas y la gente está entregando ese recurso”.

Sobre la rentabilidad de esos juegos en Venezuela, Olmos resalta que en la medida en que el precio sea atractivo y se mueva por su uso orgánico, los jugadores serán beneficiados.

“Es rentable en la medida en que tengas una plataforma como Binance que te cambie y que actores del mercado, comercios y establecimientos también lo hagan. El peligro de la burbuja está presente, porque todo esto está relacionado con lo económico y en la posibilidad de que quienes desarrollan estos juegos tengan el control de su economía”.

Algunos datos en el desierto  

Tal vez uno de los aspectos que más inquietud genera entre quienes se dedican al análisis del entorno de las criptomonedas sea la ausencia de una base de datos que registre diversas variables a lo largo del tiempo. ¿Cuántas personas usan criptomonedas en Venezuela? No se sabe, porque esa información no está centralizada.  

Solo es posible contar con datos que manejan las diferentes empresas que trabajan con criptoactivos, advierte Olmos, quien ha solicitado información –sin éxito- a los entes encargados en el país, como la Superintendencia de Criptoactivos y Actividades Conexas de Venezuela y la Asociación Nacional de Criptomonedas.

Según datos de la plataforma Local Bitcoins, facilitados por Olmos Group, en 2019, 303.348.117,26 dólares se transaron en Bitcoins desde Venezuela. En 2020, esa cifra fue de 246.713.232,42 dólares y en lo que va de 2021 se han transado desde el país en esa criptomoneda 110.830.563,96 dólares.

El reflejo del repunte y el descenso de esas cifras puede ser explicado a partir de lo que fueron los periodos más restrictivos para el acceso a divisas en Venezuela y los estragos de la hiperinflación.

De acuerdo con el Índice Global de Adopción de Criptoactivos de la empresa Chainalysis, en 2020 Venezuela se ubicó en la tercera posición, por detrás de Rusia y por delante de China. En 2021, el país descendió hasta la séptima posición, por detrás de Nigeria y por delante de Estados Unidos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.