20.9 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

Wilfredo Núñez, asesinado el 23 de enero en Cumaná, era buhonero

-

Cumaná.- Finalizando la mañana del miércoles 23 de enero, Wilfredo Núñez se sumó a la marcha que pasaba por la avenida principal de Las Palomas, sector de la parroquia Altagracia de Cumaná, donde estaba residenciado desde hacía 12 años con su pareja.

Núñez era un joven que, como muchos de los venezolanos, se unió ese día a los vientos de libertad y cambio que recorren el país. Desde hacía más de diez años, este cumanés de 29 años de edad se ganaba la vida y el sustento de su familia trabajando como vendedor informal frente al banco Caroní, ubicado en la calle Bermúdez de la capital del estado Sucre. Los sábados y domingos se trasladaba a vender su mercancía en Cumanacoa, capital del municipio Montes del estado Sucre.

Sus vecinos y parientes de Las Palomas y la calle Cuatro del barrio Venezuela, lugar donde nació y se crió, afirmaron que “Rambo” -apodo de Núñez desde niño- era un hombre trabajador y de muy buenas costumbres. “Con todos se llevaba bien; los diciembres y los días de Carnaval hacía fiestas para los niños”, comentó Luisa Romero, una mujer de 75 años y vecina de Núñez. Rosaura Jajoi, esposa de Núñez, lo describió como un excelente amigo y padre de familia. «A pesar de que él y yo no tuvimos hijos, me ayudó a criar a mis tres niños desde muy pequeños”, indicó la pareja de la víctima.

“Él fue a esa marcha para exigir libertad y un cambio. Nosotros pasamos mucho trabajo vendiendo mercancía en las calles”, expresó Jajoi. “Justicia y que caiga todo el peso de la ley en el asesino de mi esposo. Espero que la policía inicie las averiguaciones y esclarezca el hecho», indicó. Explicó además que no recibió ayuda del Gobierno para cubrir los gastos funerarios de su cónyuge. Con la colaboración de los familiares y amigos fue como logró reunir el dinero para sepultar al joven asesinado el 23 de enero.

Testigos del asesinato

Joel Serrano se encontraba acompañando a Núñez en horas del mediodía del 23 de enero cuando fue alcanzado en su espalda por el proyectil de un arma de fuego en las adyacencias del cuartel Antonio José de Sucre, ubicado en Cumaná. Serrano señaló que, cuando él y Núñez se regresaban a sus respectivas casas, se presentó un enfrentamiento entre los manifestantes y los militares. Estos trataron de llevarse a varias personas detenidas, lo que ocasionó que el gentío se enfureciera y arremetiera en contra de los uniformados.

“Un efectivo militar le gritaba a un joven mientras lo agarraba por la camisa. La multitud, al ver la agresión, comenzaron a lanzarle piedra y botellas al guardia nacional, que sacó su pistola y realizó dos disparos al aire. Seguidamente disparó como loco a las personas presentes. Fue en ese momento cuando Wilfredo Núñez recibió el disparo en la costilla”, narró Serrano. “Queremos justicia para este joven trabajador. Él no era un delincuente y no estaba cometiendo ningún delito”, concluyó el testigo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a