AUDIO Y VIDEO | Conozca las 10 claves sobre las muertes de 41 bebés en el Universitario de Valera

116

El servicio de Neonatología del Hupec tiene capacidad para 30 recién nacidos. Hoy el espacio luce desolado ante ola de muertes | Foto: Jhonathan Raúl Segovia

Valera.- La grave crisis que atraviesa el Servicio de Neonatología del Hospital Universitario Pedro Emilio Carrillo (Hupec) de Valera, estado Trujillo, parece no tener dolientes gubernamentales, ni judiciales. Los últimos 40 días han sido de impacto de dolor, tristeza y gritos de muerte.

Una  supuesta “bacteria asesina” estaría acabando con  la vida de los neonatos que son recluidos en esa área de salud. Los padres denuncian que los recién nacidos son ingresados, en la mayoría de los casos, por una leve dificultad respiratoria y, en vez de recuperarse, empeoran. El cuarto piso del hospital de Valera no está apto para ese servicio, revelan los médicos.
A cinco semanas de haber iniciado esta tragedia con rostros, nombres, registros, historias médicas, conozca las 10 claves del dramático caso que impacta a los venezolanos y enluta a 41 familias que tuvieron la ilusión y la certeza de que después de nueve meses disfrutarían de sus hijos.

Lee también: Conozca los 15 nudos que evidencian la crisis del Hospital de Valera

1.- La dolorosa cifra
Según el registro de la Unidad Patológica Hospitalaria del Hupec, la cifra de muerte cambia casi todos los días. La tarde del 8 de abril falleció el neonato 41. Marzo cerró con 30 muertes y en ocho días de abril, 11 no lograron salir con vida de Neonatología. Los datos revelan que solo un recién nacido fue dado de alta y otros ocho están recluidos en esa unidad. Sus padres están angustiados.
2.- Indolencia política
Tras la muerte de 41 neonatos, el gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva, dijo que los casos están bajo investigación, que habrá responsables. Las preguntas de los periodistas quedaron al aire, sin una versión oficial. Los directores de salud de esa región andina tampoco dicen una sola palabra que certifique o rechace las denuncias de los padres y el comunicado de los médicos.
3.- Demanda judicial
El Consejo Municipal de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescente de Valera interpuso una demanda judicial contra las autoridades del Hupec para que garanticen el derecho a la vida y a la salud de los neonatos recluidos. Según los médicos, hace seis años, por orden del Ministerio Público, fue ordenado trasladar la Unidad de Neonatología a otra área, por contaminación.
4.- Transición indefinida
En 2011, la unidad neonatal estaba en el quinto piso, pero ante un foco de contaminación fue trasladado transitoriamente al cuarto piso, por una orden judicial. Sin embargo, seis años después, el Servicio de Neonatología, donde se atiende pacientes vulnerables, opera en un área no apta y diseñada para Cirugía Infantil.
5.-  SOS sin respuestas
Diez años tienen los médicos de esa unidad levantando su voz de preocupación, de solicitud de auxilio, ante las autoridades del propio hospital, de la oficina regional de salud, del Ministerio Público y de la Defensoría del Pueblo; decenas de oficios han enviado a esos despachos, según denuncian, pero la respuesta es el silencio, la apatía. Nadie se ha sensibilizado frente al problema de un servicio médico con serias carencias de equipos, insumos e higiene.

Lee también: Madre de neonato: “Es desgarrador no disfrutar a mi bebé sino enterrarlo”

6.- Grito de dolor

Keila Higuera, madre de uno de los 41 neonatos fallecidos, reveló que su bebé nació sin complicaciones, pero poco después le participaron que necesitaba oxígeno ante una leve dificultad respiratoria. Afirmó que a partir de ese momento el cuadro de salud cambió; al otro día tenía neumonía y al siguiente murió. “Mi hijo pesó tres kilos 300 gramos, estaba sano, no pude abrazarlo ni amamantarlo, me lo entregaron muerto”.
7.- Comunicado
Once médicos del Servicio de Neonatología del Hupec emitieron un comunicado público con 15 puntos que revelan la grave crisis del área de salud. El informe firmado en junta médica el 4 de abril detalla el estado crítico de la unidad y advierten que las múltiples quejas y problemas han sido reportados uno a uno a la directiva del centro de salud sin ninguna respuesta.
8.- Causas de muerte
Las causas de muerte de los neonatos no están claras. Los médicos no descartan complicaciones por factores externos, mientras que los padres denuncian la existencia de una “bacteria asesina”. De acuerdo con la  pericia médica, los niños podrían ser ingresados por dificultades respiratorias, nacimientos prematuros, enfermedades congénitas, mala alimentación o falta de vitaminas, sin embargo, los padres denuncian que no es casual la muerte en cadena de 41 recién nacidos.
9.- Carestía
Los médicos revelan que falta de todo, hasta el agua potable desaparece de las tuberías. Los aires acondicionados presentan fallas. No hay faena limpia y sucia para evitar contaminación ni tienen fórmulas lácteas. Los médicos no son dotados de batas, gorros, tapabocas, botas y guantes y, en cuanto a los insumos y medicamentos, no disponen de sondas de aspiración y de alimentación, tubos endotraqueales, inyectadoras, pericraneales, yelcos, adhesivos, alcohol, gasas, y tampoco antibióticos, entre otros.
10.- Asombro
El pueblo de Trujillo está en shock ante la muerte de 41 neonatos en el principal centro de salud público de esa región andina, ubicado a 570 km de Caracas, y donde se atienden además a pacientes de Zulia, Mérida, Lara y Portuguesa. La gente reclama respuestas urgentes para evitar que otro valerano muera en un servicio de salud que no cumple con los requerimientos necesarios para la atención.

DÉJANOS TU COMENTARIO