27 C
Caracas
lunes, 1 marzo, 2021

Vecino fue quien mató y enterró a una pareja en El Junquito

Miguel Ángel Soto Moreno acuchilló y luego sepultó a los esposos Daxson Herrera y Jennifer Guillén, con quienes discutía frecuentemente por los linderos de sus terrenos. A los nuevos propietarios los amenazó que terminarían de la misma forma que los dueños anteriores

-

La División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), detuvo al responsable del asesinato de los esposos Daxson Herrera (45) y Jennifer Guillén (36), quienes fueron apuñalados y enterrados en el patio de su vivienda en El Junquito en octubre de 2019.

La información fue aportada el pasado 18 de enero por el comisario Douglas Rico, director de la policía científica. El asesino quedó identificado como Miguel Ángel Soto Moreno, vecino de las víctimas. Los asesinó a puñaladas por problemas con los linderos de los terrenos que dividían las dos casas y actuó en conjunto con unos trabajadores que hacían reparaciones a su vivienda, que fueron detenidos e identificados como Franco José Moreno (39) y Hernán Salvador Hernández (23).

LEE TAMBIÉN

Portuguesa | Hombre abusaba de su hijastra bajo amenaza de atentar contra sus hermanos



El caso se reabrió el 14 de enero con el hallazgo de la osamenta de Daxson Herrera en el patio de la que era su vivienda. La encontraron albañiles contratados por los nuevos dueños de la casa que querían que se cavara un hueco para hacer un pozo. Fueron los mismos propietarios los que relataron a la policía que, en varias oportunidades, Soto Moreno los amenazó diciéndoles que iban a correr la misma suerte de los antiguos ocupantes.

Los restos de la mujer fueron encontrados en agosto de 2020 sepultados en el mismo patio, en ese entonces se pensó que su esposo la mató y luego huyó hacia Colombia. Fue hasta el hallazgo de la osamenta de Daxson que descartaron esta hipótesis.

El vecino asesino usó por varios meses los teléfonos celulares de los fallecidos para hacerse pasar por ellos ante familiares y allegados, decía que vendieron la casa y se mudaron a Colombia, situación que siempre hizo sospechar a los parientes, que formularon la denuncia desde un principio.

El Cicpc busca a María Chirinos quien fue la encargada de falsificar los documentos para vender la propiedad de los fallecidos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado