Valles del Tuy l Sexagenario que asesinó a su expareja había sido su padrastro

El victimario, identificado como Rafael Arturo Rodríguez Cartaya, de 63 años, fue pareja de la madre de la víctima. En cada relación el hombre procreó dos hijos. La policía lo busca para que pague por el femicidio que cometió

6182
Mariángel Caridad Alvarado Álvarez (21) estaba cuidando una residencia, cuyos dueños viajaron a Colombia. En ese inmueble, la mataron l Foto: Fuente familiar

Valles del Tuy.- Rafael Arturo Rodríguez Cartaya, de 63 años de edad, quien es señalado de asesinar a cuchilladas a su expareja, Mariángel Caridad Alvarado Álvarez, de 21 años, fue padrastro de la joven antes de que ambos entablaran una relación sentimental. El presunto victimario continúa prófugo.

Este crimen, ocurrido el martes 31 de agosto, en una vivienda ubicada en la calle El Chorrito del sector Cortada de Papelón, en la carretera nacional Cúa-San Casimiro, es el segundo femicidio registrado en el municipio Urdaneta de los Valles del Tuy, estado Miranda, en un mes.

Una hermana de la víctima contó a El Pitazo, este jueves 2 de septiembre, que desde los 15 años de edad su pariente mantenía una relación sentimental con Rafael Arturo Rodríguez Cartaya, quien, en ese momento, tenía 57 años. Previo a esta unión marital, Rodríguez Cartaya vivió con la mamá de Mariángel Caridad y procrearon dos hijos.

Luego de seis años de convivencia, la muchacha decidió separarse del sexagenario, quien se negaba a aceptar la ruptura. “Él no la dejaba salir», aseguró la declarante, mientras reclamaba el cadáver en la morgue de Ocumare del Tuy.

Para el momento del crimen, la pareja tenía dos meses separada y Mariángel Caridad pernoctaba en una casa que estaba cuidando, ya que sus dueños habían viajado a Colombia. El día del femicidio, su mamá fue a visitarla y dejó la puerta abierta. Ese descuido fue aprovechado por Rafael Arturo para entrar en la vivienda. Dos hijas de la joven con el sexagenario, de dos y cuatro años de edad, estaban en el lugar.

“Mi mamá se fue con las niñas para que ellos hablaran a solas. A los pocos minutos, mi hermano menor, hijo del señor Rafael, escuchó que Mariángel pedía auxilio y nos alertó: ‘yo creo que mi papá está matando a Mariángel’”, contó.

La mamá de Mariángel, quien vive cerca del lugar de los hechos, fue a rescatarla. “Ella presenció cómo su exmarido le cortaba el cuello a mi hermana con un cuchillo y, luego, al verla moribunda, comenzó a herirse para salir huyendo hacia el monte, mientras gritaba: “si no eres mía, no serás para nadie”, narró.

La policía no ha ubicado al sexagenario, a pesar de los despliegues realizados. Una comisión del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales Criminalísticas (Cicpc) continúa las pesquisas de este caso. La víctima, además de una herida cortante en el cuello, presentó puñaladas en tórax.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.