Desconocidos usaron una tapa de olla de presión para asesinar a un hombre

Santana Rondón Sánchez fue asesinado en su apartamento en el urbanismo de la Misión Vivienda Camino a La Victoria, ubicado en Montalbán

366
Despliegue de funcionarios del Cicpc en el distribuidor Altamira, para adelantar las investigaciones en torno al homicidio del joven Jhoufer Hernández
Foto: Francisco Touceiro

Caracas.- Con una tapa de olla de presión lo mataron y lo dejaron tirado en la sala. Un hombre de 65 años, residente del urbanismo de la Misión Vivienda Camino a La Victoria, ubicado en Montalbán, fue asesinado por desconocidos cuando abrió la puerta para que le vendieran desinfectantes.

Santana Rondón Sánchez, quien residía solo en el apartamento 406, escuchó el timbre la mañana del 7 de mayo. Aproximadamente a las 10:30 escuchó el timbre. De acuerdo con algunos vecinos, son hombres que semana a semana visitan el conjunto residencial con el fin de ofrecer desinfectantes, cloro, cera y otros productos de limpieza.

LEE TAMBIÉN: 

Familiares aseguran que a Javier Rosales lo mató un GN

Minutos después, una vecina observó la puerta entreabierta del apartamento de Santana, por lo que decidió ingresar a la vivienda, pues la víctima no respondía a sus llamados. Cuando entró lo encontró en la sala degollado y además tenía una abertura considerable en la cabeza. Junto a él se encontraba una tapa de una olla de presión manchada de sangre. De acuerdo con el relato de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (Cicpc) al momento del levantamiento del cadáver, la hendidura en el cráneo fue realizada con el utensilio de cocina.

La versión preliminar del hecho no identifica como móvil el robo, pero tampoco lo descarta. La razón es que los desconocidos no se llevaron pertenencias de valor del apartamento y lanzaron en la poceta 6.000 bolívares en billetes de 20, que Santana había recibido un día anterior a su asesinato, cuando asistió a una agencia bancaria para cobrar la pensión del Seguro Social.

Un sobrino de la víctima, quien pidió la omisión de su identidad, detalló que él asumió encargarse de los trámites por ser único familiar de Santana que vive en Caracas. Su única hermana reside en San Cristóbal, estado Táchira.

Santana residía solo y no deja hijos. Se conoció que por varios años laboró como conductor de una unidad de transporte que pertenecía a la línea Chacaíto – Propatria.

DÉJANOS TU COMENTARIO