Una mujer tendió una trampa mortal al futbolista Gerardo Mendoza

De acuerdo con las investigaciones del Cicpc, una mujer engañó sentimentalmente a Gerardo Mendoza, exjugador del Trujillanos FC y jugador de la segunda división de Yaracuyanos FC, para robarlo con la ayuda de seis cómplices

2000
El Cicpc detuvo a dos adolescentes y rastrea a cinco sujetos más. Foto Cicpc trujillo

Valera.- Gerardo Mendoza, conocido en el deporte como “Gato” Mendoza, cayó en la trampa de los ladrones de vehículos.

Una mujer de 17 años lo invitó a una vivienda en Los Sin Techos, del municipio Valera, la noche del jueves, con la intención de tener un encuentro sexual, pero una vez llegó el jugador, lo asesinó con ayuda de sus amigos.


LEE TAMBIÉN: 


TRUJILLANO “GATO” MENDOZA RESPIRABA FÚTBOL HASTA QUE LA VIOLENCIA LO MATÓ

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de la delegación del estado Trujillo, informó a los medios de comunicación, la tarde del sábado 20 de julio, que la motivación de los implicados era robar la camioneta Toyota Merú de Mendoza.

En las averiguaciones detuvieron a Oriana Franco, apodada “La Gata”, quien aprovechó su vínculo de amistad con el futbolista para atraerlo al inmueble, propiedad de uno de sus cómplices, identificado como “Luisely”.

Ella involucró a su amiga de la infancia, Yuleisy Villegas, alias “La Ana”, también detenida por las autoridades.

De acuerdo con la reseña, Gerardo Mendoza, quien conducía un Fiat Palio, propiedad de su esposa, arribó a la cita, pero se encontró con Bernardo Peña, de 24 años, quien lo sometió con un arma de fuego.

La víctima se resistió y el sujeto, aún prófugo de la justicia, le disparó una vez en la cabeza.

Una vez en el suelo, las adolescentes lo despojaron de su teléfono celular, las llaves de la camioneta Merú, y el “Bernardo”, junto a otros sujetos por capturar, Osvaldo Suárez “Cacho”,”Canelo”, “Ender” y “Luisely”, robaron el Fiat Palio, de color vinotinto, año 2007, placas AD073US.

Este último fue recuperado por funcionarios de la Policía de Trujillo en la vía hacia Carvajal.