26 C
Caracas
jueves, 22 abril, 2021

Un rayo mató a dos hermanas en Portuguesa

Las infortunadas se encontraban resguardándose de la lluvia debajo de un árbol, en la parcela donde realizaban labores agrícolas

-

Acarigua.- Una centella mató a dos hermanas que se resguardaban de un aguacero debajo de un árbol, el siniestro ocurrió la tarde del sábado 30 de mayo en una parcela agrícola del sector Dividivi, en el municipio Agua Blanca, en el cono norte de Portuguesa.

De acuerdo con los datos aportados por funcionarios de Protección Civil de la jurisdicción, las dos mujeres se encontraban trabajando en el campo donde tenían sembradas 32 hectáreas de arroz.

Una de las fallecidas quedó identificada como Dilia Teresa Rivero, de 54 años de edad. La mujer vivía en el sector El Cementerio de la misma urbanización. Su hermana, quien también perdió la vida en el lugar, respondía al nombre de Hiraida Rivero, de 33 años de edad y con residencia en el barrio Venezuela de Agua Blanca.

LEE TAMBIÉN

32 LESIONADOS DEJÓ VUELCO DE AUTOBÚS EN LA VÍA HIGUEROTE-BIRONGO

Ambas murieron electrocutadas al ser alcanzadas por la corriente que se generó del centellazo que hizo blanco en el árbol. Según la información aportada, los familiares de las infortunadas, se percataron del hecho y llegaron al lugar, encontrándolas ya sin signos vitales.

Los mismos allegados levantaron los cadáveres y las trasladaron a una residencia de la zona hasta donde se presentó un médico y pesquisas de la División de Homicidios del Cicpc, base Acarigua.

Este es el primer hecho similar que se registra en el primero mes del período de lluvia del año.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado