Un muerto y 15 militares heridos deja colisión entre convoy y camión en Sur del Lago

meta_vamhn

San Carlos de Zulia.- Edgar Alexánder Abreu, de 42 años, perdió la vida cuando, de manera accidental, impactó el camión que conducía contra un convoy militar de la Guardia Nacional (GN), cuya unidad se volcó en una carretera en la zona Sur del Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, durante la tarde del jueves 19 de septiembre. Aún se investigan las causas de la colisión y la responsabilidades del componente castrense.

Información aportada por el cuerpo de bomberos del municipio Colón revela que durante el choque, 15 efectivos de tropa resultaron lesionados. Cinco de los agentes presentaron heridas graves. Sólo dos ameritaron referencia a centros de salud del estado Mérida, ante la complejidad de las lesiones.

El accidente se produjo pasadas las 6:00 pm frente a la unidad de producción Agua Viva, cerca de la Redoma El Conuco, en la parroquia Santa Cruz del municipio Colón en Zulia.

Abreu, con años de experiencia en el manejo de vehículos del transporte público y privado, perdió la vida cuando conducía el camión 750 marca Ford, color azul, placa AI0BB8K, propiedad de Reinaldo González. Su identidad fue corroborada luego de que autoridades sacaron el cuerpo sin vida del amasijo de hierro.


LEE TAMBIÉN: 

UN MUERTO Y TRES HERIDOS TRAS COLISIÓN DE LANCHAS EN RÍO CUYUNÍ DE BOLÍVAR

El camión impactó por el lateral el BeiBen Truck, tipo convoy color verde olivo, placa GNB-2022, perteneciente al Destacamento 114 ubicado en Machiques de Perijá, donde se desplazan 32 funcionarios militares a cargo del primer teniente Rodolfo Betancourt.

Los efectivos de la GN fueron trasladados hasta el centro clínico Sur del Lago, en San Carlos de Zulia, confirmó un boletín del Destacamento 115 con sede en Santa Bárbara de Zulia.

Edgar creció en el seno de una familia de conductores. Él, su padre Alí Abreu y dos de sus hermanos, solían formar parte del pool de conductores de la línea de transporte urbana San Carlos. Había dejado el oficio del «carrito» por los bajos ingresos que obtenía, contó un allegado a la familia.

Los Abreu, sin embargo, seguían al frente de otros volantes, sin pensar que sería en una carretera, su habitual lugar de trabajo y sobre uno de los medios de transporte que les proveía sustento, donde uno de ellos perdería la vida.

Las autoridades no precisaron si se abrirá una investigación para conocer si los militares tuvieron la responsabilidad del accidente que cobró la vida de un civil de amplia trayectoria como chofer y que colocó en riesgo a la tropa que, extraoficialmente, permanecía en la zona para cumplir ejercicios militares de índole táctico. Este dato no logró ser confirmado de manera independiente por El Pitazo.

DÉJANOS TU COMENTARIO