Por venganza un hombre quemó a boxeadora mientras dormía

94

Una boxeadora de 18 años fue asesinada por la expareja de su prima, quien juró vengarse tras perder en una pelea que tuvieron en la plaza Sucre de Catia. Tres días después, el hombre la encontró en el refugio «El Paredón», en la carretera vieja Caracas-La Guaira, y la prendió en candela.

Ailin Oriana Silva Solórzano falleció este domingo 21 de abril tras estar seis días hospitalizada en el Hospital General de Lídice Dr. Jesús Yerena luego de sufrir quemaduras de segundo y tercer grado en el 98% de su cuerpo.

«Estaba toda quemadita, no tenía ni estómago. Todo el cuerpo lo tenía derretido«, aseguró su novia, Eilin Luisa chona.

Familiares de Ailin cuentan que el 13 de abril la joven tuvo una discusión con la expareja y padre del hijo de una de sus primas: Ray Josué Escalona López, de 21 años, a quien identifican como «un hombre de la mala vida, malandro que vive de robar y matar«.

Ailin y él se encontraron en la Plaza Sucre de Catia y tras un cruce de palabras se generó una discusión que llegó a los golpes. Luego, Ray José ubicó un bate y la amenazó, pero la mujer lo atajó y logró quedarse con el arma y, gracias a sus habilidades como boxeadora, quien terminó con un brazo fracturado fue el agresor.

La valentía de la dama se le convirtió en sentencia, pues Ray José le juró: «Esto no se va a quedar así». Amenazó con vengarse ante varios testigos. En Facebook hizo lo mismo, el hombre escribió: «La gasolina es barata y tu familia está en tu casa tu me dices y se prende la maldición de una vez».

Tres días después, el 16 de abril, la joven se encontraba en el refugio «El Paredón», un lugar que ha sido arreglado por jóvenes y vecinos de la carretera Caracas-La Guaira para los niños y adultos en condición de calle o cualquiera que desean descansar luego de acudir a fiestas.

La pareja de Ailin expresó: «Ella estaba muy tomada y se quedó ahí, porque no quería llegar a su casa en ese estado. Eso lo había hecho en otras oportunidades. Cuando la quemaron viva ella estaba durmiendo. Llegó Ray, le lanzó kerosene encima y le tiró un fósforo«, esta fue la versión que le narraron testigos a la joven.

El presunto asesino huyó de la escena. Ailin Oriana fue auxiliada por una amiga, quien luego la llevó a pie hasta el hospital Periférico de Catia; la falta de insumos hizo que a su llegada al centro de salud fuese trasladada al hospital de Lídice, donde falleció el domingo a las 7:45 am.

Ailin practicaba la disciplina de taekwondo desde los 14 años. Dos años después, cuando conoció a su novia, inició con el boxeo y «quería ser una profesional«. Además de su profesión deportiva se ganaba la vida como comerciante de guayabas, plátanos o cualquier otra fruta y verdura de temporada.

Su caso fue tomado por el Eje de Homicidios del Oeste del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, cuyos funcionarios han informado a la familia que «se encuentran tras la pista de Ray«.

La víctima deja una niña de dos años.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.