18.7 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Toque de Diana | Un voto de confianza a Jim Tull

-

Venezuela muy visitada por estos días. Ayer se nos fue Rodrigo Granda de cuya conferencia en la Unerg todavía no tenemos las diapositivas y la semana que viene nos llega otro comensal a Dios gracias con mejores referencias que el compadre de Raul Reyes.

La señora que todas las miradas atrapa, mucho para mal pero también para bien porque es que hay que decir que en torno a ella no todo son penurias, recibe en unos días a un musiú: Jim Tull.  Y con lo safrisca que es esa señora pues seguro va y se emperifolla porque es que este señor no es cualquiera y no viene nada más que a curiosear.

Jim Tull es un experto en resolución de conflictos (y mira que aquí conflicto es lo que te tenemos «mi negro» ¡como arroz!), graduado en Harvard, un señor muy prolijo, muy empeñoso y dedicado. Serio pues. Como te lo recetó el médico Vene.

Lo trae el Grupo de Boston y lo financia el Centro Noruego para la Resolución de Conflictos, que tuvo un papel fundamental en el proceso de los diálogos de paz en Colombia.

Tull ya había venido antes, en el 2002, ese añito problemático que te tuvimos con un golpe de estado y un paro petrolero. De manera que el musiú ya conoce un poquito el monstruo por dentro aunque algo hay que decir y es que pues aquella Venezuela no es esta, Chávez se fue demasiado y aunque Maduro quiera no es él, aquella oposición tampoco es ésta y que han pasado casi 20 años papá. Así que lo que te toca no es una pera en dulce y si tú quieres pues para que te aclimates hasta un añejo en las rocas te podemos brindar para que entres relajado en la octavita de Halloween a la Casa del Horror.

Pero quizás somos ingenuos y el señor nos da tres vueltas y ojalá porque lo que los venezolanos queremos es resolver este asunto. Al señor Jim Tull ya lo secuestraron una vez los guerrilleros en Nicaragua, donde justamente fungía como mediador para aliviar las tensiones. Pero lo más insólito es que tuvo que ser él mismo, rehén y mediador a la vez, para lograr su liberación y la de sus compañeros.

La amplia experiencia docente del señor Tull incluye el Programa de Negociación en la Escuela de Derecho de Harvard, la Escuela de Medicina de Harvard, la Escuela de Educación de Harvard y la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard. Pasó ocho años trabajando con el difunto Roger Fisher, coautor del innovador libro de negociaciones Getting to Yes, como parte del Grupo de Gestión de Conflictos. Antes de unirse a CMG, empresa en la cual trabaja actualmente, el señor Tull pasó varios años trabajando como Socio Internacional de Hábitat para la Humanidad en América Central y del Sur.

Sabe más que pescao salao pues. Pero además te conoce al personaje en cuestión pues compartió con él, según cuenta, en el año del golpe y dice que él comprobó que Maduro es un buen oyente.

Bueno Jim, han pasado casi 16 años y la gente cambia también pero estoy segura de que a ti si te va a escuchar y es importante que lo haga porque si el señor no da señales de querer ceder espacios, la oposición, convertida en un cuadro abstracto por estos días, sumergida en su propia interpretación de si misma, no se va a querer retratar en esa foto.

Venezuela, el señor Tull está convencido de que se pueden encontrar puntos en común nuevamente, pero reconoce que cualquier esfuerzo de diálogo, sin importar cuán discreto sea, será visto como una traición por muchos en ambos lados de la división política. Así mismo se lo dijo a la gente de la agencia de noticias AP.

¿Será que le damos un voto de confianza al catire?

 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a