25.8 C
Caracas
viernes, 30 octubre, 2020

UN TOQUE DE DIANA | ¿Por qué nos sabotean la fe?

-

Efectivos de distintos cuerpos de seguridad durante experticias después de atentado contra Maduro | Foto: EFE

Tras casi 20 años de revolución y más de 40 denuncias de intentos de magnicidio, hoy, finalmente, muchos creemos que lo ocurrido el sábado 4 de agosto en la avenida Bolívar en realidad tenía como finalidad asesinar al Presidente, porque es la primera vez que vemos con nuestros propios ojos el ataque mediante un artefacto que explotó muy cerca de donde estaba ubicado Maduro en medio de un acto oficial. Justo después nos enteramos de que dos de las personas mencionadas como presuntos responsables, Rayder Russo, alias «Salomón» (actualmente en Colombia) y Osman Delgado Tabosky, alias «Jeremías» (actualmente en Estados Unidos), habían sido señaladas en la cuenta de Twitter del inspector del Cicpc Óscar Pérez el primero de diciembre de 2017, como (y cito textualmente) «infiltrados del régimen dentro de las filas de la resistencia».
El tuit está en el time line del piloto de aquel helicóptero del Cicpc sobre cuyas intenciones también dudamos hasta enero de este año.

Lea también TOQUE DE DIANA | Los periodistas no somos adivinos ni volamos drones

¿Por qué? ¿Por qué nos sabotean la fe? Esta tímida y recién estrenada fe en que finalmente nos están diciendo la verdad y en que el Presidente de Venezuela ciertamente corrió un grave peligro, ya no con una Carl Gustav, sino con un dron cargado de explosivos.
Sobre la cuenta de Twitter de Óscar Perez (@oscaromshanti) siempre se supo que era auténtica. A través de ella y de su otra cuenta en Instagram, el piloto hizo varios anuncios y pronunciamientos que posteriormente fueron corroborados. Por lo tanto, faltaría ver si el día de hoy el Gobierno nacional va a hacer un nuevo pronunciamiento para clarificar las dudas que esto pueda generar. Sería necesario.

Lea también TOQUE DE DIANA | Entre tres y dos luce el Gobierno

Solo como consecuencia de una suerte de estrés postraumático, secuela de tanta cosa vista y vivida durante unos 15 años como reportera con Chávez de presidente, este asunto trae a mi cabeza un flash back y me hace recordar a Giovanni Vásquez, mejor conocido como «el testigo estrella» en el caso del fiscal Danilo Anderson, un sujeto que de ser estrella terminó estrellándose y llevándose consigo la credibilidad que todavía por aquel entonces podía tener, incluso dentro del chavismo, el ex fiscal general Isaías Rodríguez, cuando se descubrió que ese sujeto, Giovanni Vásquez, fue un testigo falso que se utilizó para inculpar a ciertas personas en el asesinato del fiscal Anderson, quien murió consumido el 18 de noviembre de 2004 por la deflagración que causó la explosión de una bomba en su carro.
No podemos sacar conclusiones todavía, porque ¿y si en efecto fue un atentado?, pero ¿y si no solo fue un atentado y ya, sino un atentado que le vino como anillo al dedo al Gobierno para armar una explicación muy conveniente (aunque no igual de convincente) con la que ahora puede incluir en la lista de responsables a justos y pecadores para matar dos, tres y más pájaros de un solo tiro?

Lea también TOQUE DE DIANA | ¿El bolívar soberano nos liberará del rentismo petrolero?

Viene a mi mente el rostro del inmigrante portugués Joao de Gouveia y su versión sobre lo que se conoce como «la masacre de la plaza Altamira». Habría sido secuestrado e hipnotizado por Globovisión e influenciado negativamente; habría salido perturbado a dispararles a los manifestantes opositores congregados en aquel lugar que se convirtió luego en un estandarte de la lucha por la libertad de ese sector político del país.
Vienen a mi mente otros dos nombres: Pérez Venta y Carlos Trejo. No sé. Lo único que sí sé es que, quizás, a veces uno es víctima de la memoria, de los malos recuerdos, también de los cabos sueltos, y descubre algunos patrones que ojalá y no se estén repitiendo de nuevo.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado