Tommy Masacre, el venezolano condenado a 37 años de cárcel en Colombia por homicidio

Tommy Zerpa está condenado a 37 años y 6 meses por homicidio agravado en la cárcel La Picota, en Bogotá. Ha sido reubicado tres veces. En 2020 mató a un comerciante en Barranquilla por no pagar una extorsión y después a tres personas por piropear a su pareja en Santa Marta

7787
Tommy Masacre es oriundo del estado Zulia y está preso en Bogotá | Foto: cortesía Zona Cero

Caracas.- Tommy Joel Zerpa Brito, conocido como “Tommy Masacre”, tiene 24 años y fue condenado a 37 años y 6 meses en una cárcel de Colombia por homicidio agravado. Es de Ciudad Ojeda, en el estado Zulia, y lo vinculan con la banda “los Costeños”, que opera en las ciudades del departamento del Atlántico colombiano.

Está aislado en una celda de la cárcel la Picota, en Bogotá. Ha sido reubicado tres veces a otros centros, después que pasó un teléfono por un tubo de la cañería y extorsionaba en Santa Marta, Barranquilla y Malambo.

En Lagunillas, su ciudad natal, lo relacionan con el “Nene Guadama”, identificado como José Gregorio Pérez Guadama, quienes fueron señalados por organismos de seguridad zulianos de ser miembros de una banda que robaba carros y casas entre los años 2016 y 2017. Ambos se trasladaron a Colombia, precisaron fuentes a El Pitazo.

La foto de “Tommy Masacre” o “el Menor”, los alias con los que se identifica, llegó a todas las policías y calles de la costa colombiana en febrero del año 2020. “Es de tez blanca, rayitos en el cabello color rubio y una cicatriz en el labio superior”, decían los carteles de recompensa.

Detienen a alias Otoniel, el narcotraficante más buscado de Colombia

La Policía de Santa Marta ofrecía 10 millones de pesos colombianos, alrededor de 2.600 dólares, por información sobre su ubicación. A Zerpa lo responsabilizaban de triple homicidio. El 16 de febrero de 2020 asesinó a Franklin Sanjuanelo, su hijo Pedro Sanjuanelo y Denis Herrán en el barrio Luis Calvo, de Santa Marta.

Tommy Zerpa iba con Pérez Guadama y su pareja, según reseñan medios colombianos, una de las víctimas le gritó un piropo a la mujer que los acompañaba y desencadenó una pelea. Zerpa fue a su casa y regresaron armados, les disparó al menos 10 veces. «El Nene Guadama» fue detenido en Medellín en julio de 2020 por este caso.

En un audio difundido por la Fiscalía General de la Nación, en Colombia, «Tommy Masacre» dijo que también le cobraban una vacuna de 20 millones de pesos al taxista Franklin Sanjuanelo, una de las víctimas.

El 24 de febrero de 2020 fue responsabilizado por el asesinato de Gerardo Reyes Vega, de 58 años, quien era dueño de una tienda en el barrio Chiquinquirá, de Barranquilla, por no pagar una extorsión.

Las autoridades refirieron que le exigía cinco millones de pesos colombianos, alrededor de 1.300 dólares. Zerpa llegó en una moto a la tienda de Reyes y le disparó por la espalda, después que lo denunció por extorsión en el Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula).

En marzo de 2020, las autoridades colombianas lo relacionaron con la banda de «Yeico Masacre», liderada por Erick Alberto Parra, pero medios colombianos indicaron que la policía presuntamente no encontró vínculos con Parra, uno de los más buscados en el estado Zulia.

Detención y reubicaciones

Tommy Masacre fue detenido el 8 de marzo de 2020 por la Policía del departamento Atlántico y el 19 de marzo se fugó de su celda en la Unidad de Reacción Inmediata (URI), de la Fiscalía del barrio la Pradera, en Barranquilla. Zerpa había sido enviado a la cárcel La Modelo, en Bogotá.

Aunque no se había concretado su traslado por parte del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), amordazaron al custodio y se fugó. En julio de 2020 fue anunciaban su recaptura en un procedimiento policial en el barrio Las Malvinas, de Barranquilla, por funcionarios de la Unidad Básica de Investigación Criminal (Unipol).

Zerpa Brito fue trasladado el 3 de agosto de 2020 a la cárcel La Tramacúa, en Valledupar. En enero de 2021 lo responsabilizaron de un ataque con granada que dejó 14 heridos en el centro de Barranquilla.

Las autoridades, el 15 de enero de 2021, allanaron la cárcel y su celda para buscar evidencias que lo vincularon, tenía tres teléfonos. El 28 de enero coordinaron su traslado a la cárcel San Isidro de Popayán, Cauca.

El 12 de febrero del 2021, la policía interceptó una llamada que salía desde la cárcel de Popayán, donde había sido trasladado, en el que manejaba extorsiones contra taxistas y empresarios en ciudades del caribe colombiano. Fueron trasladados a Ibagué.

En septiembre, la Policía de Barranquilla solicitó su traslado desde la cárcel La Picaleña en Ibagué, Tolima, después que los oficiales encontraron teléfonos en sus celdas que presuntamente ingresaron por los tubos de las cañerías.

El 24 de septiembre se concretó el traslado a la cárcel La Picota, en Bogotá. Está en un área de seguridad y aislado. Su celda tiene dos metros de ancho y un baño, aunque no ha recibido visitas.

Tommy Zerpa recibe una hora de sol al día, pero no tiene contacto con otros presos. Está en monitoreo permanente a través de cámaras de seguridad que tienen en su celda, precisaron medios colombianos.

La banda de “los Costeños” opera en la costa de Colombia y autoridades de ese país dicen que mantienen una guerra por el control del departamento del Atlántico con el Clan del Golfo, relacionado con el microtráfico de drogas y liderado por Dairo Úsuga, alias “el Otoniel”, uno de los más buscados de ese país. Por medio de audios interceptados en la cárcel por los organismos de seguridad también se ha vinculado con «los Rastrojos Costeños».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.