Sicarios asesinan a comandante del Ejército en Tumeremo

De acuerdo con lo revelado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), fue asesinado en una emboscada León Ernesto Solís, comandante del Fuerte Tarabay, junto a su escolta, Gustavo Flores, en Tumeremo, municipio Sifontes del estado Bolívar

4578
Los funcionarios se trasladaban en la camioneta de Solís | Foto: Cortesía Cicpc

Información y redacción de Gladylis Flores y Carlos Suniaga

Tumeremo.- Un grupo de sicarios emboscó al teniente coronel León Ernesto Solís, comandante del Fuerte Tarabay, en Tumeremo, municipio Sifontes del estado Bolívar, junto a su escolta, el sargento mayor Gustavo Flores, a las 11:00 pm del lunes 6 de abril confirmó el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en un reporte sobre el caso.

LEE TAMBIÉN

Dos muertos deja ataque a militares en Tumeremo

De acuerdo con la información ofrecida por el Cicpc, los dos funcionarios del Ejército Nacional se encontraban circulando por la calle principal del sector La Caratica cuando fueron interceptados por un grupo de desconocidos que con varios disparos los asesinaron.

Los dos militares se encontraban a bordo de una camioneta propiedad de Solís, en donde fueron encontrados los cuerpos. El grupo armado que ejecutó el ataque logró huir, por lo que aún no hay detenidos por el suceso.

La policía científica encontró entre las evidencias dos fusiles modelo AK-103 con 30 balas cada uno, calibre 7.62 x 39 mm; un arma Glock con 15 balas calibre 9 mm; un arma Pietro Beretta con 15 balas 9 mm; una concha calibre 9 mm; 22 conchas calibre 7.62 x 39 mm; seis conchas calibre 5.56 x 45 mm y un cargador de fusil con 19 balas calibre 7.62 x 39 mm.

“Eran pasadas las once de la noche y se escucharon demasiados disparos; por dos minutos pensamos que se había prendido la guerra en Tumeremo. Ahorita el pueblo está tomado por el Ejército Nacional”, indicó un habitante de la localidad que prefirió mantener el anonimato.

Funcionarios del Cicpc indicaron que el móvil era un sicariato; sin embargo, desconocen quiénes serían los responsables. El diputado de la Asamblea Nacional (AN) Américo De Grazia señaló al grupo 3R, una agrupación que se autodenomina “fundación” y que opera en el sector desde principios de 2019, pero estos emitieron un comunicado en el que desmintieron su participación en el asesinato.

Habitantes de Tumeremo formularon denuncias ante el MP en contra de Solis | Foto: Gladylis Flores

Denuncias contra Solís

Las denuncias y protestas contra el teniente coronel León Ernesto Solís por parte de pobladores de Tumeremo eran el panorama común.

Una emboscada que perpetró un grupo guerrillero contra la banda de alias “Coporo”, líder minero que controlaba una veintena de yacimientos de oro en la zona Corregente de Sierra Imataca, marcó el inicio de una escalada de denuncias y rechazo contra Solís, pues los residentes del conocido pueblo lo señalaban de ser aliado de los guerrilleros. En ese ataque, fechado en octubre de 2018, murieron siete civiles, todos pertenecientes al círculo más cercano de Coporo, incluyendo a Adela Suliman, la novia de alias Talao, el segundo al mando en la organización.

Desde entonces, los mineros denunciaron que fueron desalojados de los yacimientos y señalaron que quienes habían tomado el control eran supuestos guerrilleros en alianza, según sus denuncias, con el comandante del Fuerte Tarabay, León Ernesto Solís. El 25 de septiembre de 2019, un grupo de mineros realizó una protesta para denunciar supuestas arremetidas y ejecuciones del funcionario militar contra varias personas que intentaron ingresar a las minas del sector Corregente.

LEE TAMBIÉN

Cierre de minas en Tumeremo desata protesta de mineros y pobladores

Para ingresar a estas minas, los residentes del pueblo debían pasar obligatoriamente por una alcabala militar ubicada en la entrada del Fuerte Tarabay, que comandaba Solís. “Aquí nos estamos muriendo de hambre porque la gente trabaja en las minas y no podemos pasar”, dijo a El Pitazo María Farías, una residente de Tumeremo.

El 8 de octubre de 2019, varios residentes de Tumeremo viajaron a la fiscalía de Puerto Ordaz para introducir denuncias contra el funcionario militar.

“Se han formulado varias denuncias y el fiscal ha hecho caso omiso a lo que nosotros hemos venido a plantearle. El señor Ernesto Solís se apoderó de las entradas a las minas y no deja pasar a las personas que allí estamos acostumbradas a trabajar”, indicó una minera durante ese reclamo en la sede judicial.

LEE TAMBIÉN
Familiares de mineros desaparecidos en Tumeremo denuncian amenazas por acudir ante Fiscalía

Pero no fue sino hasta el 3 de diciembre de 2019 cuando una comisión del Ministerio Público (MP) viajó hasta Tumeremo e inició averiguaciones por las denuncias que meses antes habían realizado los pobladores contra el teniente coronel. Ese día en el pueblo hubo protestas y los residentes exhibieron pancartas que decían “Solís es el jefe de la guerrilla”.

Poco se sabe del resultado de esa investigación que inició el Ministerio Público de Venezuela hace más de cuatro meses. Pese a los señalamientos de los mineros, el militar nunca fue removido de su cargo ni trasladado a otro destacamento.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.