Reclusos sacan a la calle a dos reos que fallecieron por tuberculosis en Cabimas

Los dos cuerpos amanecieron en la avenida Andrés Bello, frente al retén de Cabimas. Ambos fueron sacados por sus compañeros de celda después de que no atendieron su llamado para trasladarlos hasta la morgue del hospital de Cabimas

239

Cabimas.- Reclusos del Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de la Costa Oriental del Lago sacaron los cuerpos de Ángel Eduardo Sanabria Ferrer (26 años) y Juan Carlos Godoy Rodríguez (32 años), quienes fallecieron por tuberculosis, a la avenida Andrés Bello de Cabimas, en el estado Zulia, denunció la ONG Una Ventana a la Libertad este 16 de abril en su cuenta de Twitter

Los cuerpos de Sanabria y Godoy amanecieron en la avenida Andrés Bello, frente al retén de Cabimas. Ambos fueron sacados por sus compañeros de celda después de que no atendieron su llamado para trasladarlos hasta la morgue del hospital de Cabimas.

La ONG señaló que los reclusos aseguran que al menos 15% de los reclusos están contagiados con tuberculosis y que la cifra de fallecidos puede aumentar. En lo que va de abril se ha reportado la muerte de cuatro reos por esta enfermedad; el 6 de abril fallecieron Kendrick José Lossada Ferrer (29 años) y Osbelio Segundo Gutiérrez Andrade (30 años). Después de la medida tomada por los reclusos, una comisión del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) trasladó los cuerpos hasta la morgue de Cabimas.

Sanabria estaba recluido desde el 18 de febrero del año 2017 y Ferrer entró el 10 de enero del año 2016. Ambos estaban en el pabellón A y acusados por el delito de robo agravado. El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) reportó que en el retén de Cabimas hay 117 reclusos con tuberculosis entre los pabellones A, B, C y el anexo de funcionarios; 72 de ellos en condiciones graves.

La denuncia fue realizada el 13 de abril, cuando afirmaron que los reos duermen en camas improvisadas, usan un fogón en el patio del centro para cocinar y debido a las restricciones de movilización por el COVID-19 hay reclusos que no reciben alimentos porque sus familiares no se pueden trasladar.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.