Provea asegura que es primera vez que hay rehenes militares en Venezuela

Alvarado expresó a Radio Fe y Alegría Noticias que existen otras novedades como los combates que se están efectuando en territorio venezolano, donde los guerrilleros colombianos capturaron a los efectivos

310
Foto: Referencial.

El integrante Provea, Marino Alvarado, aseguró este martes 11 de mayo que es la primera vez en la historia republicana de Venezuela de los últimos 50 años que se presenta una situación de rehenes militares por parte de grupos irregulares como la que presuntamente se está dando en Apure.

El hecho fue confirmado por el Comité de la Cruz Roja Internacional de Colombia el pasado lunes 10 de mayo. En tal sentido, Alvarado expresó a Radio Fe y Alegría Noticias que existen otras novedades como los combates que se están efectuando en territorio venezolano, donde los guerrilleros colombianos capturaron a los efectivos.

Sin embargo, la Cruz Roja, si bien admitió que ya se dio por enterada de la carta, guarda silencio ante la solicitud de mediación que le ha hecho el Décimo Frente de las FARC para la liberación de los 8 militares ya que recurre a los principios universales de confidencialidad y neutralidad en este tipo de conflictos.

Por su parte, el también coordinador de las áreas de investigación y difusión de Provea lamentó la opacidad con la cual manejan el gobierno nacional y el alto mando militar toda esta situación.

De hecho, reveló que «muchos oficiales de la Fuerza Armada se están enterando de la información por terceros como la que ha difundido Fundaredes como organización de la sociedad civil, la Fundación El Amparo, que dirige Walter Márquez y ahora con este comunicado de las FARC».

El vocero de la ONG de derechos humanos ratificó, además, que al no haber ninguna información oficial que certifique estos hechos se genera mucha incertidumbre en las familias de los retenidos sin contar que tampoco se ha informado de manera completa sobre el número de efectivos muertos en los enfrentamientos que iniciaron el 21 de marzo.

Para estos casos, Alvarado exhortó a las autoridades nacionales «tener el sentido humano hacia los padres, los hijos, esposas y familiares de los militares».

Entrega de los retenidos

Alvarado criticó el hecho de que todavía no se le haya explicado al país la forma cómo el gobierno piensa afrontar esta situación «porque hasta el momento no conozco que ministro de Defensa o el Almirante Ceballos o el propio Nicolás Maduro hayan planteado alguna metodología para garantizar que puedan regresar a territorio venezolano».

Por otro lado, aseguró que según las cuentas que llevan varias organizaciones de derechos humanos hay tres uniformados más que están desaparecidos «y de los cuales tampoco hay ningún tipo de información».

Dijo que la ampliación de las operaciones de la guerrilla en otras zonas fronterizas del Apure «genera una mayor incertidumbre a las personas que tuvieron que huir hacia Arauquita y a otros pueblos del lado colombiano».

Drama

Por último, el miembro de Provea calificó la situación como un verdadero drama humano, en donde se incluyen no solo los rehenes militares, sino también las presuntas ejecuciones extrajudiciales de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes).

«La detención arbitraria de campesinos que están en la cárcel de Santa Ana, las miles de personas refugiadas, el incremento de la pobreza en la zona», destacó Alvarado.

Cree firmemente que el problema de la frontera no es solamente militar «y no se resuelve a punta de plomo» sino que también incluye otros aspectos para el desarrollo social, económico, cultural e institucional.

Con información de Radio Fe y Alegría Noticias

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.