20.9 C
Caracas
sábado, 28 mayo, 2022

Presunta corrupción en calabozos de Polilara genera fugas y muertes

-

Caracas.- Trece presos fugados de la comisaría de Río Claro, perteneciente a la policía del estado Lara (Poliara), la posterior muerte de siete de ellos y el asesinato de una funcionaria policial son consecuencia de la permanencia de presos en calabozos temporales que resultan usados como cárceles aunque no ofrezcan condiciones mínimas para albergar a los reos.

Humberto Prado, coordinador general del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), denunció mediante un informe de prensa cómo la corrupción y violencia han llegado hasta los calabozos. Precisó que los problemas que eran exclusivamente carcelarios se han trasladado a cada comandancia policial y que el Estado «sigue fomentando este tipo de situaciones».

Explicó que el OVP ha denunciado reiteradamente estas irregularidades, que incluyen la permanencia de mujeres en los recintos. Prado recordó cómo en una comandancia de PoliCarabobo masacraron a 67 presos, pero también fallecieron en el sitio dos mujeres que estaban de visita y habían pernoctado en los calabozos.

En el caso de la estación policial Río Claro, ubicada en la población del mismo nombre en Barquisimeto, estado Lara, las denuncias por la presencia de personas ajenas al puesto policial eran frecuentes. Además, los fines de semana ingresaban bebidas que iban a parar a manos de los reclusos. El equipo de OVP supo que eran 39 los presos que allí estaban, pero no todos se encontraban dentro del calabozo. Al menos 15 reos tenían privilegios y merodeaban por los pasillos de la estación policial. Para ello, presuntamente, cancelaban una cuota a funcionarios policiales que los custodiaban.

Mataron a una funcionaria

El sábado 18 de mayo, a la estación policial ingresaron Danielys Anais Rodríguez Peraza (32), María de los Ángeles Suárez Camacaro (30), Katherine Yulieth Flores Giménez (28) y Edgarlis del Carmen Martínez Flores (25). Las cuatro pasaron como visita conyugal y tomaban licor con los presos que permanecen en el pasillo, custodiados solamente por cuatro funcionarios policiales.


Oficial Griseilys Betzabet Saavedra Rivas (21)

A las 9 pm los presos sometieron al oficial de policía Jesús Alexander Sánchez Martínez (20); lo golpearon, encerraron en un baño y despojaron de su armamento. La oficial Griseilys Betzabet Saavedra Rivas (21) desenfundó su arma de reglamento con la intención de controlar la situación, pero uno de los presos, que ya tenía un arma en la mano le disparó, le quitó el arma e hirió al oficial Wilder José Rodríguez Araujo (31). El cuarto oficial, Javier Eduardo Colmenares Pérez (20), resultó ileso, según lo recopilado por el equipo de OVP.

Fueron 13 los presos que escaparon. Dos de ellos fueron hasta la plaza de Río Claro y se robaron un vehículo, un Chevrolet Corsa. Los policías heridos fueron trasladados al ambulatorio.

Los 13 fugados fueron identificados como: Eloy Javier Azuaje Pernalete, quien estaba desde 2017 por lesiones y porte ilícito de arma de fuego.
Edinson Ramón Riera, preso desde 2017 por robo de vehículos, porte ilícito de arma de fuego. Ronny José González Ereú, privado desde 2017 por homicidio. Adixon Alfredo Pérez Brizuela, estaba preso desde 2017 preso por robo. Jesús Enrique Lucena García, privado de libertad desde 2015 por robo. Johander Jesús Barrios Meléndez, preso desde 2015 por robo de vehículo. Deivis David Heredia Rodríguez, quien «tiene un asunto» de 2012. Jesús Manuel Hernández Ereú, detenido desde 2015 por drogas. Roger Antonio López Sibrihian, detenido desde 2015 por robo. Johandri David González González, preso desde 2017 por homicidio. Francisco Javier Monasterio Moreno, detenido desde 2017 por homicidio. Elvis David García Albornoz, detenido desde 2017 por robo de vehículo. Jean Franco Gerardo Ramírez Sivira, preso desde 2017 por robo de vehículo.

Muertos

Los operativos de seguridad se activaron para aprehender a los presos evadidos, pero siete de ellos ya han sido asesinados. Se trata de Francisco Javier Monasterio Moreno (asesinado 18/05/19). Johandri David González González (asesinado 18/05/19). Roger Antonio López Sibrihian (asesinado 19/05/19). Jesús Manuel Hernández Ereú (asesinado 19/05/19). Deivis David Heredia Rodríguez (asesinado 19/05/19). Elvis David García Albornoz (asesinado 20/05/19). Adixon Alfredo Pérez Brizuela (asesinado 21/05/19).

Según el informe de OVP los presos murieron a manos de funcionarios de la Dirección de Estrategia e Inteligencia Policial (Diep) de la policía regional y de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes). También dieron muerte a dos civiles a quienes acusan de cooperar con los fugitivos.

Jean Franco Gerardo Ramírez Sivira, uno de los 13 fugados, al notar que estaban matando a sus compañeros de fuga, decidió entregarse ante la Defensoría del Pueblo. Fue quien confesó ante funcionarios del Cicpc haber disparado contra la funcionaria. También relató cómo los policías de esa estación policial cobraban para darles privilegios y aseguró que ellos estaban al tanto de que preparaban una fuga. Aún se encuentran evadidos cinco reclusos.

En este caso, además de las cuatro mujeres que fueron localizadas en la estación policial, detuvieron a los tres oficiales de Polilara por su cooperación con la fuga.

Humberto Prado, coordinador general de OVP, recuerda que los funcionarios policiales no han sido preparados para la custodia de presos. Recalca que su preparación es netamente para el control y custodia del ciudadano y responsabiliza a la gobernadora de Lara, Carmen Meléndez, por las fugas y muertes.

Desde la OVP se solicitará «una investigación exhaustiva e imparcial de los hechos ocurridos ese 18 de mayo», además de las irregularidades que se venían registrando en esa estación policial. Se enviará un informe al Relator de personas detenidas en las Américas de la Cidh, al comisionado Joel Hernández, y se notificará a la oficina de la Alta Comisionada de DD. HH de Naciones Unidas.

Prado hace un llamado para que se corrija este tipo de hechos irregulares y no se vuelvan a repetir, en vista de que los policías» no están para cuidar presos sino para la seguridad ciudadana».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a