24 C
Caracas
domingo, 16 mayo, 2021

Portuguesa | Obrero asesinado en agropecuaria recibió un disparo en la espalda

Tras una segunda autopsia las autoridades determinaron que el cuerpo presentó además múltiples fracturas, que fueron hechas por el homicida, luego de asesinarlo, para poderlo enterrar.

-

Acarigua.- Con una segunda evaluación médico forense realizada al cadáver de Nelson Ramón Piña Álvarez, las autoridades determinaron que murió a causa de un disparo en la región lumbar (espalda).

Así mismo el informe arrojó que el cuerpo del hoy occiso presenta múltiples fracturas, que fueron hechas por el homicida, luego de asesinarlo, para poderlo enterrar en la fosa que cavó en la finca donde ambos trabajaban.

La necropsia de ley se realizó este viernes, 30 de abril, en el Nuevo Cementerio Municipal de Acarigua, hasta donde fue llevado el cadáver del obrero de 54 años de edad, ya en avanzado estado de putrefacción, luego de ser localizado el pasado martes 27.

El cadáver fue desenterrado de la fosa que hizo Frank José  Ramallo Torres, de 30 años, una vez que dio muerte a Piña. La excavación y exhumación la hicieron por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc, base Acarigua. 

El cuerpo fue localizado en una zona retirada al galpón donde se quedaban los trabajadores de la finca, ubicada en el caserío Santa Cruz, población rural de la región.

- Advertisement -

El hallazgo lo hizo otro obrero de la agropecuaria, y familiar de la víctima, quien había manifestado su preocupación por su desaparición desde el pasado domingo, 16 de abril. Este mismo trabajador fue quien reportó a los allegados que nada se sabía de Piña, por lo que se inició la búsqueda, y posteriormente se denunció ante las autoridades, según informaron fuentes policiales a El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

Portuguesa | Encargado de finca asesina y sepulta a un obrero por celos

La minuta policial refiere que en reiteradas oportunidades, los familiares del obrero desaparecido se presentaron en la agropecuaria a fin de obtener información de su paradero, pero el mismo Ramallo Torres llegó a manifestar que había renunciado y se había marchado sin decir a donde. El hombre además le negaba la entrada al predio a los allegados de su víctima.

Ante la situación, vecinos del lugar notificaron a los propietarios de la finca lo que estaba pasando, quienes decidieron reportar el hecho ante las autoridades,las cuales acudieron al sitio para iniciar la investigación.

En medio de los interrogatorios al encargado y a su esposa, fue la mujer quien finalmente reveló al Cicpc-Acarigua que Ramallo Torres le había confesado que perpetró el asesinato de Piña Álvarez. 

El hombre terminó relatando a las autoridades que todo ocurrió en medio de una discusión y que el motivo eran los celos por una supuesta relación que había descubierto entre el obrero y su esposa.

Las autoridades determinaron que el arma utilizada para cometer el homicidio fue una escopeta y posteriormente, Torres usó un hacha y su fuerza para fracturar el cadáver, en el brazo izquierdo y ambas piernas, para poderlo enterrar en la fosa. 

Piña Álvarez era natural de la población Siquisique, otra zona rural pero del estado Lara, y desde hace dos años trabajaba como obrero en el lugar donde fue asesinado.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado