20.6 C
Caracas
martes, 11 agosto, 2020

Policía recaptura a mujer que asesinó a un niño de 10 años

Dariana Portillo Urdaneta se había fugado del retén de San Carlos el pasado 18 de marzo. Está acusada por el asesinato del hijo de su expareja

-

Maracaibo.- Los funcionarios de la Policía del municipio Jesús María Semprún recapturaron a Dariana Portillo Urdaneta, de 34 años, la tarde de este miércoles 13 de mayo en la zona rural Puerto Tigre, ubicada a pocos metros de la carretera que conduce hasta Encontrados y Santa Bárbara de Zulia. La mujer pagaba condena en el retén de San Carlos por el secuestro y asesinato de un niño de 10 años, pero se fugó el pasado 18 de marzo.

Esta es la tercera vez que la detienen y la segunda que se escapa de los organismos de seguridad en el Sur del Lago.

Wuilmer España, jefe del Cuerpo de Policía Bolivariana del municipio Jesús María Semprúm (Polibsemprum), informó el miércoles 13 de mayo que la mujer fue recapturada por sus funcionarios.

LEE TAMBIÉN

A Rodeo III y al Inof irán padres del bebé asesinado en Guarenas

Portillo fue detenida por primera vez el pasado 14 de febrero de 2015 cuatro días antes de su cumpleaños número 29. En esa oportunidad, funcionarios del Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes) la localizaron en una vivienda en Santa Bárbara de Zulia después de que su expareja, Beatriz Calvo la denunció por el rapto de su único hijo y que para ese momento tenía 10 años.

Al niño lo vieron la última vez con la mujer afuera de la escuela Luis Caldas, en el sector La Esperanza, en Tibú, Norte de Santander, Colombia. Testigos vieron cuando Portillo lo montó en una Eco Sport negra. Como era pareja de la madre del niño, tenía autorización para buscarlo al terminar sus clases.

Calvo acusó a Portillo de tenerlo secuestrado. La mujer dijo a medios locales en esa ocasión que le devolvería al pequeño a su madre a cambio del pago de 100 millones de bolívares por su rescate.

- Advertisement -

A su teléfono celular envió notas de voz y fotos del niño Luis Fernando Lambetinez Calvo, como evidencias de tenerlo con vida. También la policía dijo que Portillo llamaba desde teléfonos públicos lo que permitió su rastreo y captura.

El cuerpo del niño lo encontraron en estado de descomposición dentro de una bolsa plástica que estaba en una bóveda del cementerio de Encontrados, en el municipio Catatumbo, el 16 de marzo de 2015. Dos antropólogos, un dentista forense y la jefa de las experticias de anatomopatología local, determinaron que Luis, a quien sus amigos de escuela le llamaban Luchito, murió por asfixia mecánica.

El 21 de marzo de 2015, Portillo se escapó de manera sorpresiva de la sede del Gaes, ubicada en el sector Onia, en El Vigía, estado Mérida. Pidió la cola a un gandolero. La dejó en el centro de la capital del municipio Alberto Adriani y desde el teléfono del conductor hizo una llamada.

Esa misma noche un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación San Carlos, la capturó cuando huía con una sábana en su cabeza en la vía principal del sector La Rivera, cerca de la sede de la policía científica.

Desde el pasado 18 marzo de 2020, se contaron 55 días de su última evasión de los organismos de seguridad.

Las labores de inteligencia de los oficiales permitieron corroborar su ubicación, en el caserío fronterizo. En el lugar encontraron ropa y comida que al parecer conseguía con colaboradores.

5/5 (6)

¿Qué tan útil fue esta publicación?