¿Quién era Kenni Finol?

2003

Caracas. Kenni Mireya Finol es el nombre de la joven zuliana hallada muerta el 26 de febrero de 2018 en el Distrito Federal de México, cuyo asesino, un sicario y narcotraficante, fue capturado recientemente por las autoridades mexicanas.

Finol era conocida como “la muñeca más cara de la vitrina”, una dama de compañía (escort en México) que tenía entre su cartera de clientes a microtraficantes de drogas. Sus amigos comentaron tras su deceso que le gustaban «los malandros».

La policía mexicana consiguió el cuerpo sin vida de Finol en la colonia Jardines de Santa Clara, en el municipio mexiquense de Ecatepec, en una calle cerca de una escuela. El cuadro era dantesco. Le habían colocado una bolsa de embalar en la cabeza, con un precinto en el cuello, y tenía el rostro desfigurado. Su asesino le echó ácido en la cara y le sacó los ojos.

Lee también:
Guaidó al Grupo de Lima: «Es momento de seguir y aumentar la presión» 

El homicida, Brayan Mauricio González, alias “El Pozole”, es un sicario de la banda Unión Tepito (un barrio de Ciudad de México), quien se enamoró de la joven, y le exigió que dejara la vida que llevaba en el país azteca. Pero, ella se negó y la mató.

De Maracaibo a México

Kenny Mireya Finol tenía 23 años al dejar Maracaibo, su ciudad natal, en 2015. Era una joven con un gran atractivo, que hacia notar su presencia donde llegaba. Sus ojos verdes eran llamativos y tenía un cuerpo exuberante, al que agregó implantes de senos.

Vivió en el sector 1 de mayo, una zona humilde de la capital zuliana, pero su sueño era ser como Paris Hilton. Así que decidió irse a México.

Kenny Finol
Sus amigos cuentan que quería ser como Paris Hilton. Foto: Cortesía

El año previo a dejar el país, Kenny fue mujer de Astolfo de Jesús Balzán, un ex reo de la cárcel de Sabaneta, en Maracaibo, a quien asesinaron en un enfrentamiento con la policía en marzo de 2014.

En uno de sus hombros tenía tatuado el apellido Balzán. Sus amigos han declarado que le gustaban «los malandros».

La dama de compañía más cara

En México, Kenny Mireya aprovechó su atractivo y promocionaba servicios sexuales en páginas de pornografía como Zonadivas.com, en las que mostraba su cuerpo, según señaló en su momento la prensa mexicana.

Una hora de servicio sexual, prestado por una joven de estos portales, se pagaba entre dos mil y cinco mil pesos mexicanos. Finol era la más cara.

Kenny Finol
Kenny Finol poseía un gran atractivo, tenía ojos verdes y se puso implantes de senos. Foto: Cortesía

Sin embargo, conocida por ser una joven extrovertida, el último mes de su vida lo pasó encerrada ante las amenazas de «El Pozole». Y, según un video difundido después, bajó todos sus anuncios de las páginas de pornografía. Ella, que vivió con él, decía que el hombre mataba por hobbie.

La última vez que la vieron con vida fue el 23 de febrero cuando decidió salir y asistió a un festival de música electrónica en el Estado de México, invitada por unos clientes.

Una relación macabra

La venezolana grabó dos videos cuatro meses antes de su muerte en los que expone a su presunto agresor, señaló el diario El Universal de México. En ellos contaba el maltrato al que había sido sometida: cortadas con machetes, heridas abiertas, moretones en los ojos y la boca partida. También una fractura en el brazo izquierdo.

meta_value

Finol terminó su relación con “El Pozole” en septiembre de 2017, pero él la siguió buscando. En octubre, el hombre inició una relación con otra mujer del portal zonadivas.com, llamada Karen Ailen Grodzniski, pero esta relación no duró más de dos meses.

El 27 de diciembre de 2017, Karen apareció muerta con una herida de bala en la cabeza. Ese mismo día, el hombre llamó a Finol y le dijo que había matado a su compañera. Para Kenny se encendieron las alarmas, y supo que iría por ella.

La Fiscalía General de Justicia del estado de México entregó a la Embajada de Venezuela en ese país el cuerpo sin vida de la joven un mes después de su muerte.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO