22.6 C
Caracas
sábado, 21 mayo, 2022

Para sus amigos Daniel Torres era un héroe que quería liberar a Venezuela

-

El Capi estuvo en la calle en protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Le dijo a su familia que se iba del país. pero estaba junto a Óscar Pérez cuando los asesinaron en El Junquito | Fotos: Cortesía Miguel Chalita

Maracaibo.- “Debí abrazarte un poco más aquella ultima vez que te vi”, escribió en un post de sus redes sociales la hermana menor de Daniel Enrique Soto Torres, el joven periodista que estaba en el grupo de Óscar Pérez y que fue asesinado en la operación de El Junquito en Caracas.

Lee también: Era periodista zuliano uno de los muertos en “Operación Óscar Pérez”

“La última vez que lo abracé fue el año pasado cuando se despidió diciéndome que se iba a Colombia y todo era mentira. Ese dia se iba a luchar creyendo en un país donde los caídos son recordados por un tiempo y luego todo pasa, todo sigue y nadie hace nada”, contó la joven de 23 años, estudiante del último trimestre de Comunicacion Social, quien teme que se publique su nombre “porque el Gobierno puede tomar represalias”.

Fotos: Cortesía Miguel Chalit

No quiere que a su hermano lo tilden de “terrorista”, eso la indigna. “Daniel solo fue un luchador que lo dio todo por Venezuela aunque Venezuela no creyó en él”.

A Daniel Soto Torres, en su grupo de la Resistencia, lo llamaban el “Capitán”; otros le decían el “Capi” y en algunos más cercanos se referían a él como “el Capitalfi.

Su hermana cuenta que el apodo se lo ganó “porque mandaba y las ideas de él siempre resultaban positivas. Para mi era mi hermano y es un héroe que quería una Venezuela libre”.

Terminó su carrera como comunicador social el pasado mes de diciembre y solo estaba esperando el acto de grado. Pero se fue antes a emprender la lucha que consideraba era “la necesaria”.

Hay un dolor que no cesa, dice la joven estudiante de periodismo: “A mi me dolía ver cada publicación que hacían el año pasado de los que fallecían guerreando, hasta que me tocó y no sabes lo horrible que se siente. Es una impotencia… porque quiero ser fuerte como lo era él , pero no es fácil”.

“Era uno de los más valientes”

Los muchachos de la Resistencia en Maracaibo están dolidos, están indignados, tienen rabia. “Tenemos una herida en el pecho y quizás esta es solo una de las miles que recibió el Capi en ese ajusticiamiento que le hizo el Gobierno”.

Fotos: Cortesía Miguel Chalit

Su “hermano de lucha”, que estuvo con Daniel desde 2014 en las calles no puede creer que no le haya contado nada a nadie. Teme dar su nombre, al igual que el resto del grupo. “Ahora al Gobierno no se la vamos a poner papaya”.

Pero Miguel Chalita si habló con nombre y apellido. Ya no teme que se le reconozca porque se fue del país en octubre del año pasado. Documentó las protestas de Maracaibo desde 2014 y estuvo en la calle con el Capi cuidándose y protegiéndose. “Quiero que quede claro que Daniel fue un chamo muy humilde y valiente”.

Estuvieron viviendo en Palaima tres semanas, cuando esa zona se convirtió en el “principal fuerte de lucha de Maracaibo. Le decían el capitán del barco”. Chalita comenta que no había líderes en la Resistencia, pero que Daniel era uno de los más valientes y lo admiraban.

“En Maracaibo éramos más de 100 muchachos de la Resistencia. Realmente nunca hubo un lider único que comandara una estrategia, cada grupo iba al ritmo de la improvisación. Solo muchachos que estaban en la calle, con cero preparación táctica o militar.

Sí conocí en ese tiempo a muchachos que pertenecieron alguna vez a a la Fuerza Armada, pero nunca bajo esa posición de líderes, ellos eran otros mas del monton allí protestando”.

Destaca que «el Capi» tenía una meta clara desde el tiempo de las capuchas: “Salir del Gobierno, un mejor futuro. Era su único propósito”.

En 2017, Daniel Alberto Soto Torres, volvió a la protesta en la calle. Miguel Chalita recuerda haberlo visto solo dos veces. “A Capi solo lo vi una vez protestando y eso está documentado y del resto iba solo a pasear a su perro en las cuatro esquinas, en Delicias con Circunvalación 2 y en los alrededores de Urbe”.

Chalita también usaba capucha y a veces un carnet de “mentira” como periodista para grabar y tomar fotografías. Cuenta que quería mostrar lo que pasaba “principalmente por la censura. En Caracas estaban todos los medios mientras que en Maracaibo nadie cubría las protestas. Para ese entonces, Globovisión mostraba solo un 5 % del material” .

Piedras contra balas

Cuando Miguel Chalita vio que a casi 90 % de los que protestaban en Palaima cayeron presos, incluyendo a Daniel Soto y que funcionarios de la Policía Nacional les “cayeron a tiros”, entendió “que esa no era la manera correcta de luchar”.

“Tuve dos compañeros heridos, uno en la mandíbula, otro en la espalda y quedo en sillas de ruedas. Comprendí que con piedras no se luchaba contra las balas”. Dejó entonces de lanzar piedras y se dedicó solo a grabar y a fotografiar todo lo que pasaba para poder denunciar o reportar violaciones de derechos. “Afortunadamente eso fue el material con el que  muchos nos defendimos en Maracaibo”.

Pero aunque algunos están fuera del país resguardados, otros siguen escondidos haciendo lucha clandestina y otros decidieron “dejarse de eso para que no los maten”. Daniel Alberto Soto Torres sí siguio en la defensa de lo que consideraba eran sus ideales para “vivir en libertad”.

Sus “panas de la Resistencia” quieren honrarlo y que no se olvide su nombre. “Daniel tenía muchísimos amigos, hizo una familia entera en la calle”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a