Nieto mata a su abuela en Petare al ser acusado de robo

92

Caracas.– El nieto predilecto de Norberta Díaz Liendo de Ibáñez, un expresidiario del Rodeo III y de la Penitenciaría General de Venezuela, le dio un disparo en el pecho cuando ella se interpuso entre su marido y él. El esposo de Díaz Liendo estaba convencido de que a una de sus hijas le habían robado el celular y de que el autor era Winder Alexander Requena, nieto suyo y de su esposa. Y a él lo acusó directamente.

En una de las viviendas ubicadas en la escalera 14 de la calle El Colegio del barrio La Cruz, en Maca, Petare, se escucharon desde muy temprano de este 9 de abril muchos gritos y groserías. Provenían de Miguel Ibáñez, de 66 años; de su esposa, Norberta Díaz Liendo, de 72; y del nieto de ambos, de 23 años. El nieto era acusado de robarle a la hija de sus abuelos, una manicurista que residía en la misma casa, pero en el piso de arriba.

LEE TAMBIÉN: 

Comerciante árabe fue asesinado a puñaladas en Santa Teresa del Tuy

Familiares de la víctima detallan que el joven, quien tenía un año de haber salido de la cárcel tras pasar dos años detenido por delito de robo en su misma zona, al verse acorralado por sus abuelos, tomó la iniciativa de agarrar un tubo de metal y golpear a Miguel Ibáñez en la cabeza y en los brazos. Luego de herirlo, Winder Requena se fue, y minutos después regresó con un arma de fuego y amenazó a su abuelo. Sin embargo, cuando lanzó el disparo, Norberta Díaz se metió y recibió el tiro, que la alcanzó en su pecho.

Norberta deja seis hijos y más de diez nietos. Siempre vivió en Maca, Petare.

La abuela fue auxiliada por su esposo y por los tres niños de su hija -a la que Winder había robado en varias ocasiones-, quienes residían en el piso superior. Uno de los menores salió gritando a la calle: «La mató, la mató». Como pudieron, los pequeños arrastraron a Norberta Díaz hasta el callejón y de allí fue trasladada por sus vecinos en una moto hasta el hospital Dr. Domingo Luciani, en El Llanito. Al centro de salud llegó sin signos vitales.

Esta no era la primera vez que Winder Requena había sido señalado por su tía de haberla robado. En otras ocasiones le había quitado dólares, ropa, zapatos y otras pertenencias. Estos hurtos generaron un conflicto entre Norberta Díaz y su propia hija, pues para la abuela, ese era su nieto predilecto, a quien incluso fue a visitar a la cárcel.

La abuela era ama de casa. Ella y su esposo se mantenían con la pensión del Seguro Social. El victimario se encuentra en fuga y ha sido visto por varios vecinos en las últimas horas. se dice que está huyendo y carga un arma de fuego.

Una de los seis hijos de Norberta Díaz hizo la denuncia del asesinato en el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y espera por su captura, porque «debe pagar».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.