24.3 C
Caracas
sábado, 27 febrero, 2021

Narco se declara culpable y recibe 11 años de cárcel en Trujillo

-

GNB
Ronald Villamizar (31) no volverá a las calles sino hasta el 2023 Foto: Cortesía

El convicto y confeso salió de Colombia a Güiria, en el oriente del país con 118 kilos de marihuana, y en alcabala de Buena Vista quedó al descubierto. Isabel Rivas (28), iba con él, y en la sala de acusados de declaró inocente, irá a su juicio con su última carta; su encierro podría salirle muy caro

Por Jhonathan Raúl Segovia
Ronald Villamizar Gómez, es un joven de 31 años, que quiso ganarse un dinero fácil, sin mucho esfuerzo, quiso atravesar el país de punta a punta con un cargamento de droga, sin medir las consecuencias de una complicada decisión, de quedar al descubierto, sentir el frío de las esposas. No calibró el peso de los barrotes de la prisión, el alto costo por la libertad.
El 10 de julio de 2015 salió de una zona no determinada de Colombia con un camión cava Ford 350, placa A85AG2C que había sido rediseñado con un doble fondo para esconder 247 panelas de marihuana con 118 kilos de la prohibida sustancia. Villamizar no viajaba solo, Isabel Rivas (28), lo estaba acompañando.
La pareja recorrió unos 360 km desde el punto no identificado; pasó por varios puntos militares y policiales de Táchira, Mérida y Zulia. Nadie detectó nada irregular, sin embargo, cuando cruzaron miradas con el equipo castrense de la alcabala de Buena Vista, municipio Montecarmelo del Eje Panamericano, y al oeste del estado Trujillo no pasaron la prueba.
Los expertos en narcóticos con apoyo del perro anti drogas al subir a la cava detectaron la hierba, que estaba ordenada en panelas debajo del piso. Villamizar y Rivas estaban al descubiertos, el mundo se les vino encima; estaban acorralados. El viaje a Güiria, capital del municipio Valdez del estado Sucre, era el pase directo a una larga prisión.
Libertad en el 2023
La Fiscalía 13ra del Ministerio Público tenía todas los pruebas. Los sospechosos estaban acorralados. No había escapatoria. Ronald no quiso hacer más difícil su travesía por la cárcel, quería colocarle fecha de vencimiento a su encierro, quería empezar a contar los días para su libertad, y en plena sala de acusados se declaró culpable de narcotráfico.
El Tribunal de Control 3º de Trujillo le impuso a Villamizar una condena de 10 años y nueve meses de prisión. El acusado por tráfico ilícito agravado de sustancias psicotrópicas en la modalidad de transporte, sabe que con suerte y un buen comportamiento puede volver a la libertad en ocho años, en el 2023; después de pagar el 75% de la pena impuesta.
Isabel Rivas, no aceptó la acusación, se declaró inocente, y cree con la admisión de los hechos de Ronald puede salir ilesa, ser absuelta de un grave delito, que en las primeras pesquisas la conectan a la acción criminal. La arriesgada decisión es un grito sin retorno. La joven de 28 años, irá a juicio, y con las evidencias en su contra buscará convencer al juez.
Rivas es de Apure, el vehículo usado para el transporte de la droga tiene origen legal en esa región. Las conexiones telefónicas, los nexos con Ronald la delatan. De ser declarada culpable podría recibir una pena de 25 años, ella lo sabe, pero quiere jugarse su última carta, el as en el complejo mundo de la justicia, y de las leyes.
Usted decide
La Ley Penal de Drogas es severa contra quienes caen sus manos. El dinero extra por distribución o comercio de narcóticos es sal y agua, es dinero para abogados, es dinero que no alcanzará para vivir los días, las semanas, los meses, los años en el encierro de una cárcel violenta, donde la vida corre peligro todo los días. Nadie está seguro, quien quiere un boleto fácil detrás de las rejas, con leyes propias y con cobro de impuestos.
unnamed (1)

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado