Murió fanático que recibió golpiza tras encuentro del Caracas FC y Deportivo Táchira

Pedro Guzmán (30) sufrió lesiones graves en la cabeza y rostro durante una riña colectiva. Fue rechazado de tres hospitales en donde no había condiciones para atenderlo y falleció en el Domingo Luciani luego de ser recluido en terapia intensiva

2201
El hombre fue atendido en el Domingo Luciani, donde lo intubaron y a pesar de las labores médicas, falleció a las horas | Foto: Archivo

Caracas.- Un hombre de 30 años de edad murió a consecuencia de una golpiza que recibió durante una riña que se produjo entre fanáticos del Caracas FC y Deportivo Táchira, después del encuentro disputado este domingo, 7 de noviembre, en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que ganó el equipo capitalino 2-0.

Pedro Javier Guzmán Perdomo se desempeñaba como recreador en la Alcaldía de Guaicaipuro del estado Miranda. El domingo viajó de Los Teques a Caracas para disfrutar del clásico venezolano, pero no pudo regresar a su casa, ya que sufrió lesiones graves en la cabeza y rostro en la golpiza colectiva que ocurrió después del partido.

Del estadio fue trasladado al Hospital Clínico Universitario, donde no lo pudieron atender por no tener condiciones en la sala de terapia intensiva. Fue remitido al Pérez Carreño, donde tampoco lo atendieron, lo mismo ocurrió cuando lo llevaron al Pérez de León, según lo relató su tía Giovanna Lizárraga.

Finalmente fue recibido en el Domingo Luciani, donde lo intubaron y a pesar de las labores médicas, falleció horas después. Era padre de un niño de tres años de edad. Hasta el momento autoridades deportivas no se han pronunciado al respecto, mientras que su familiar les hizo un llamado de alerta para que se trabaje en la erradicación de la violencia en el fútbol venezolano. Su tía recordó que el joven fallecido era hijo de Pedro «Chispa» Guzmán, entrenador de la selección nacional de bolas criollas.

La barra dice que se cayó

Dos versiones circulan en torno a la muerte de Guzmán Perdomo. Mientras sus familiares sostienen que murió durante una riña entre afectos de ambos grupos, fanáticos dicen que se trató de un accidente.

Miembros de la barra del Caracas detallaron que Guzmán Perdomo cayó de las gradas e impactó el suelo directo con la cabeza, lo que le ocasionó una convulsión y hemorragia interna.

No obstante, sus familiares declararon este martes 9 de noviembre desde la morgue de Bello Monte que el joven fue víctima de una golpiza que ocurrió entre la fanaticada. Su tía, Giovanna Lizárraga, lamentó su muerte y llamó al cese de la violencia en este tipo de encuentro deportivo.

Un joven de nombre Javier Fernández, quien viajó desde el estado Táchira a ver a su equipo jugar realizó una denuncia pública para informar que él y un amigo resultaron heridos durante una riña producida en este partido. Detalló que para escapar de la golpiza se lanzó por una cerca al vacío, lo que le produjo fractura en la nariz y en dos costillas.

«Ir a un estadio de fútbol casi me cuesta la vida por personas que deberían estar controladas por los organismos de seguridad, para eso se paga una entrada, para tener seguridad fiera y dentro también», escribió en su cuenta de Instagram.

No obstante, afectos al Caracas FC detallaron que no se produjo ninguna pelea.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.