19.1 C
Caracas
lunes, 25 enero, 2021

Mujer quema el rostro de su hija por comerse los alimentos a escondidas

Yugeidis Graciela Contreras Cedeño quemó a su hija de 7 años en la boca y los cachetes con una cucharilla. El hecho ocurrió en los Valles del Tuy, estado Miranda

-

Yugeidis Graciela Contreras Cedeño, de 35 años de edad, fue detenida en su residencia por funcionarios de la Policía Municipal de Simón Bolívar, luego de quemarle el rostro a su hija de 7 años, el 16 de diciembre.

Así lo informó el comisionado Oscar Echezuría, director del ente de seguridad local, quien acotó que el procedimiento se desplegó en la urbanización El Paují de San Francisco de Yare, estado Miranda, una vez que recibieron una llamada telefónica de residentes de la zona.

Echezuría indicó que al llegar a la vivienda de Contreras encontraron a su hija con la boca y parte de los cachetes quemados. «La mujer admitió que había lesionado a la pequeña con una cucharilla caliente porque la sorprendió comiéndose los alimentos a escondidas», explicó Echezuría. 

LEE TAMBIÉN

Desconocidos asesinan a un pastor evangélico y queman su casa en Zulia

- Advertisement -

La niña fue ingresada al Ambulatorio Guillermo García de Yare, donde los médicos le diagnosticaron otros signos de maltrato infantil severo, mientras que su progenitora quedó a la orden de la Fiscalía Vigésima Segunda del Ministerio Publico. 

Echezuría señaló que el caso fue notificado al Consejo Municipal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Cmpnna) de la entidad. Trascendió que la detenida tiene otros tres hijos: una adolescente de 13 años de edad, un niño de 3 y un infante de 5 meses de nacido.  

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado