20.8 C
Caracas
lunes, 21 septiembre, 2020

Muere venezolano que fue apuñalado en Perú y le negaron atención médica

-

Un joven de 20 años emigró con su familia a Lima, Perú, a finales de 2018. En julio de 2019 fue herido de tres puñaladas por un peruano que le dijo «¡Si ese veneco no se va, lo voy a matar!”. Después de quedar malherido fue trasladado por familiares a un hospital, pero, presuntamente, por ser venezolano no lo atendieron.

Dick Gregorio Galea Brito recibió tres puñaladas entre el pecho y el hombro izquierdo el pasado jueves 4 de julio. Su hermana, Mayellys Galea cuenta que al no recibir atención médica, el joven decidió regresarse vía terrestre a Caracas. Duró en el tránsito seis días. Seis días después de su llegada al país murió.

Dick fue herido cerca de su vivienda, en el sector Puente Acho de Huerta Guinea, en Lima. Su hermana detalla que ese día estaba a bordo de su moto, pues se ganaba la vida como mototaxista. El joven, antes de llegar a la línea donde trabajaba, vio a una mujer en la acera y le gritó “taxi, taxi”. La mujer no hizo gesto alguno y Dick continuó su camino. Minutos después, la pareja de ella lo siguió y con voz llena de ira le gritó que le había faltado el respeto.

El peruano insultó al joven venezolano y le cayó a golpes; no conforme con eso sacó un cuchillo y lo hirió en tres oportunidades. Sus deudos aseguran que en el sitio había presencia policial, pero que no hicieron nada por no ser oriundo de ese país y, especialmente, por ser venezolano.

Dick fue llevado a un hospital y, según lo que comenta su hermana, la xenofobia siguió aumentando. Asegura que la víctima no fue hospitalizada por no tener los papeles en regla; tampoco le brindaron primeros auxilios. De acuerdo con el relato de su hermana, solo le recomendaron que se inyectara toxoide para evitar la contaminación de la herida. Horas después del hecho, el joven volvió a ver a su victimario, pues este le siguió la pista y apareció afuera de su casa exigiéndole a gritos que se fuera de Perú.

Herido se regresó a Venezuela en autobús. Después de viajar seis días por carretera, la víctima llegó el 14 de julio a Caracas. Al llegar al terminal, su familia lo llevó a un Centro Diagnóstico Integral (CDI) en Propatria. Sin embargo, la travesía continuaba.

- Advertisement -

«En todos los hospitales que fuimos nos decían que no había cirujano, que no había insumos o que no lo podían recibir. Toda esa semana recorrimos hospitales, lo llevamos a Lídice y al Pérez Carreño y tampoco lo recibieron. En el CDI de El Limón, al menos le pusieron oxígeno, porque respiraba con dificultad”, explica Mayellys. La dama culpa a la falta de atención médica por la muerte de su hermano el 20 de julio.

Foto: Cortesía

Su hermana también fue víctima de la xenofobia

Mayellys también asegura ser víctima de la xenofobia. Ella partió del barrio el Limón -en la carretera Caracas La Guaira- a Ecuador en 2018. A su llegada, trabajó y le envió el pasaje a Dick. El joven se fue a ese país el 22 de agosto, en compañía de un cuñado.

Para el momento, Dick estudiaba en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes) y se fue, con la esperanza de poder enviarle dinero a sus padres. Luego de la llegada de su hermano, Mayellys decidió mudarse de Ecuador, explica que por los señalamientos y malos tratos de algunos ecuatorianos. La dama junto a Dick, sus dos cuñados y su sobrino se fueron a Perú, país donde los esperaba su hermano mayor junto a su esposa e hijos.

En enero de 2019, Mayellys tomó la decisión de regresarse a Venezuela, junto a su familia. Cuenta que la xenofobia no fue diferente en Perú. A pesar de su decisión, Dick y su otro hermano se quedaron.

Dick empezó a monetizar en Lima trabajando para una empresa de construcción, luego ingresó al almacén de una juguetería. Con los ingresos tomó la decisión de alquilar una moto y formar parte de una línea de mototaxistas que quedaba cerca de su casa.


LEE TAMBIÉN: 
CONGRESO DE EE.UU RECHAZA OTORGAR PROGRAMA MIGRATORIO TPS PARA VENEZOLANOS

Luego de su asesinato, Mayellys se encuentra preocupada, pues teme por la vida de su hermano mayor. “Mi otro hermano está allá con su familia y su bebé de seis meses. Están muy asustados por ese hombre, porque temen que les haga algo. Pedimos ayuda a las autoridades venezolanas y a las peruanas para lo detengan. No tenemos a nadie que nos ayude en Perú, los venezolanos estamos desamparados”.

Los familiares de Dick exigen al embajador de Perú en Venezuela que investigue el asesinato de su hermano; también que vele por el respeto a los derechos de los venezolanos.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado