Muere una adolescente por impericia con una planta eléctrica en Catatumbo

62

Maracaibo.- Lo que la familia Meléndez pensó que sería un atenuante ante la crisis eléctrica que afecta al país, terminó siendo la causa de una tragedia familiar: una planta eléctrica o generador de energía acabó con la vida de Carmen Elena Mancilla Meléndez de 16 años.

El racionamiento comenzó en Encontrados, municipio Catatumbo, a las 12 del medio día del pasado jueves 11 de abril y se prolongó por 14 horas. Como de costumbre, al fallar la electricidad pusieron a funcionar la planta de 1500 KVA que genera la energía suficiente para encender
algunos bombillos, 2 ventiladores y una nevera pequeña.

LEE TAMBIÉN: 

Encapuchados asesinan a cinco personas en Santa Bárbara del Zulia

A las 2 de la madrugada del viernes 12, al restituirse el servicio eléctrico apagaron el generador y lo guardaron, pero olvidaron desconectar el cable de doble entrada, que servía de puente entre la planta y un tomacorriente a través del cual distribuían la electricidad en la vivienda ubicada en la segunda etapa del barrio Hermilo Ocando, de la población de Encontrados, estado Zulia, al Sur del Lago de Maracaibo.

Alrededor de las 9 de la mañana, Carmen Elena mientras ordenaba
la casa intentó recoger el cable, sin darse cuenta que permanecía
conectado al tomacorriente, fue en ese momento cuando recibió una
fuerte descarga eléctrica que puso fin a sus días. De inmediato, su tía
Danilza Meléndez, la trasladó al Ambulatorio de Encontrados, lugar al que ingresó sin signos vitales.

Carmen Elena era la mayor tres hermanos y cursaba el 4to año de bachillerato en el liceo Benito Puche de Encontrados. La adolescente, junto a sus hermanos, estaba bajo la tutela de su tía, porque su madre Dennys Meléndez tuvo que emigrar a Bucaramanga, Colombia, donde trabaja como empleada doméstica desde hace cuatro años, para poder cubrir los gastos de manutención de sus tres hijos, según detallaron a El Pitazo familiares de la joven.

Sus familiares la recuerdan como “una chica tímida, excelente estudiante, siempre estaba en su casa y en sus ratos libres vivía enviado
notas de voz de WhatsApp a su mamá que estaba en Colombia”.

Afuera de la morgue del Hospital General Santa Bárbara, a la espera
del cadáver de Carmen Elena, los familiares consternados dijeron a El
Pitazo que “esta muerte no tuvo que haber sucedido si no estuviéramos
viviendo esta situación de la luz, nunca hubiésemos tenido que comprar
una plata y Carmen estaría con vida”, expresó su tía Danilza Meléndez.

Con información de María Virginia Corona

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.