Muere un exrecluso por tuberculosis en Maturín

2

Maturín.- Luis Ignacio Hernández tenía 25 años y cuatro con tuberculosis. Falleció la mañana del jueves 25 de julio, en la emergencia de adultos del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar en Maturín, capital del estado Monagas, media hora después de que ingresó inconsciente desde su residencia, ubicada en el sector Bajo Guarapiche.

LEE TAMBIÉN: 
DIRECTIVA DEL HOSPITAL DE MATURÍN DESALOJÓ A 10 PACIENTES CON TUBERCULOSIS


El parte médico indica que su muerte sobrevino por un paro respiratorio. La familia explicó que tenía cuatro días con fiebre y vómitos con sangre. Asegura que su vida empeoró a partir de que dejó de recibir tratamiento en el hospital desde septiembre de 2018 porque, supuestamente, no había las tabletas que ameritaba.

No tenían dinero para comprar el tratamiento y por eso empeoró. Criticaron la falta de medicamentos para este tipo de pacientes y de otros, que fallecen en el país por necesitar medicinas. Especialistas del principal centro asistencial de Monagas indicaron que sus pulmones colapsaron y que por ello era difícil que sobreviviera.

Hernández adquirió la enfermedad mientras estuvo recluido en una cárcel de la región Central de Venezuela. Los dolientes prefirieron no precisar el nombre ni el tipo de delito por el cual pagó prisión. En abril de 2019 falleció una reclusa del Centro Penitenciario de Oriente, mejor conocido como cárcel de La Pica, por la misma razón.

Mariangel Maestre estaba privada de libertad por el delito de robo agravado, desde octubre de 2018. La sacaron del anexo femenino de La Pica en condición delicada; tenía fiebre alta, dolor de cabeza y malestar general, antes de su deceso les dijo a los médicos que padecía tuberculosis y que decidió abandonar el tratamiento.

Se conoció que Maestre ingresó enferma a la cárcel y que era la segunda vez que decidía abandonar el tratamiento. En esa oportunidad, enfermeras del servicio de neumonología explicaron que eso pudo empeorar la condición de salud de la reclusa. El año pasado, cuatro privados de libertad perecieron a causa de la tuberculosis, dos de ellos de la Policía del estado Monagas.

Hasta hace tres meses, en Monagas se detectaban 18 nuevos casos de tuberculosis al día. Datos del servicio de neumonología del Hospital Núñez Tovar indican que solo cinco de esas personas acudían a retirar su medicación. La jefa de la unidad, Mariela Vásquez, dijo en esa oportunidad que el aumento de los casos se debía a la mala alimentación.

DÉJANOS TU COMENTARIO