Funcionario de la Guardia Nacional cumple 10 años desaparecido

Favio Carrero, sargento mayor de tercera de la Guardia Nacional, salió en autobús un 19 de octubre de 2011 desde Caracas hasta San Cristóbal, estado Táchira. Nunca llegó y la familia no tuvo información sobre qué pasó con él. Sus padres murieron esperando volver a verlo

907
La familia denunció ante las autoridades competentes la desaparición del militar Favio Carrero pero no hubo respuesta. Foto cortesía de la familia.

Táchira.- En 2011, el sargento Favio Carrero tenía 35 años. Estaba destacado en Villa Zoila, en Caracas. El 19 de octubre de ese año salió desde el terminal de La Bandera para llegar a San Cristóbal, estado Táchira, y pasar unos días en su hogar, en el barrio Marco Tulio Rangel. Aunque salió del puerto terrestre, nunca llegó a su casa. 

Milanlly Manzano Carrero, sobrina del militar, recuerda a la perfección la desaparición de su tío. Sabe de memoria que el 19 de octubre de 2011 Carrero le dijo a la familia que compró un pasaje por la línea Global Exprés y que a las 4 de la tarde salió rumbo al Táchira. El autobús hizo una parada en Barinas, como es habitual, y a las 6 de la mañana del día siguiente los pasajeros llegaron al terminal de San Cristóbal, pero él no estaba en la unidad. 

«Según el reporte del chófer, el listón se perdió. Nosotros sabemos que él llegó hasta Barinas porque se comunicó por mensaje de texto con quien era su novia en ese momento y le dijo que lo esperara en el terminal. Ella acudió hasta el sitio y no lo vio. Desde ese momento los dos celulares estuvieron apagados, en el terminal nadie vio nada, y según el chofer tampoco vio nada raro», dijo a El Pitazo la sobrina, de 29 años. 

Luego de tres días de incertidumbre realizaron la denuncia formal ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de San Cristóbal. Funcionarios de la Guardia Nacional fueron dos veces a donde la familia a tomar declaraciones, pero no tuvieron nunca respuesta sobre el caso de Favio Carrero. 

«Según –la Guardia Nacional- la iban ayudar económicamente por ser el único familiar directo, ya que mi tío nunca tuvo esposa ni hijos, pero mi abuela murió a los pocos meses de viajar a Caracas sin ayuda y sin saber de su hijo. Mis dos abuelos murieron con la esperanza de volver a verlo», explicó Manzano Carrero.

Desde hace tres años la familia no volvió a tener comunicación con la Guardia Nacional. Pese a no saber qué pasó con él, aún tienen la esperanza de volver a verlo o tener respuestas sobre lo que pasó y así poder continuar viviendo en paz y sin incertidumbre.

«Ahora, 10 años después, las redes sociales llegan hasta los rincones más lejanos y pues eso es lo que queremos, que por lo menos si alguien sabe algo nos diga. Estos años han sido horribles, desde ese día nuestra familia se desmoronó porque él era un hombre familiar, amoroso con mi abuela, con mi mamá y conmigo, era de verdad excelente ser humano», dijo Milanlly Manzano Carrero.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.