28.2 C
Caracas
sábado, 21 mayo, 2022

Masacre en Lara: Adolescente asesinado había dejado sus estudios para irse al campo

Ángel Gabriel Barahona Mavare aceptó irse a la finca de su familia con la promesa de volver a Barquisimeto, ciudad donde residía, en Navidad. Pero fue asesinado a machetazos, al igual que otros cinco familiares, una semana antes del viaje que tenía previsto para reencontrarse con su madre

-

Cinco de las seis víctimas de la masacre registrada el 28 de noviembre en el caserío Cerro Alto del municipio Torres, estado Lara, se habían mudado de Barquisimeto al campo en marzo de este año, cuando el Gobierno decretó la cuarentena por la pandemia del COVID-19, relató la madre de Ángel Gabriel Barahona Mavare, el adolescente de 14 años de edad asesinado, junto a sus primos y sus tíos, en la finca La Polonia.

Sus tíos, Liliana Rafaela Mavare y Noval Ramón Serrano Vargas, decidieron irse a la finca del hermano mayor de Serrano, junto a sus tres niños de 6, 8 y 13 años de edad, porque estaban desempleados y necesitaban una fuente de ingresos.

Mavare le pidió permiso a su hermana para llevarse a su sobrino al campo. Así, tendría la oportunidad de criar unos animales que le habían regalado y colaborar con sus tíos en los sembradíos de maíz, caraotas y la producción de queso. 

LEE TAMBIÉN

Lara | Familia de agricultores fue masacrada por un extrabajador de su finca

Barahona aceptó irse a la finca con la promesa de volver a Barquisimeto, ciudad donde residía, en Navidad. Pero fue asesinado a machetazos una semana antes del viaje que tenía previsto para reencontrarse con su familia. 

Tenía ocho meses separado de su madre, recordó la progenitora entre lágrimas. “Había dejado sus estudios para irse a trabajar. Yo lo esperaba en diciembre porque no lo veía desde marzo”, agregó.


Presunto homicida es agricultor

Según el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Jesús Concepción Arriechi Carrasco, extrabajador de la finca La Polonia, es el presunto homicida de Ángel Gabriel Barahona Mavare, sus tíos Liliana Rafaela Mavare y Noval Ramón Serrano, dos primos de 6 y 8 años de edad identificados como Isaac y Josué Serrano Mavare; así como el propietario de la finca, Octaviano Antonio Serrano.

Arriechi, agricultor de 26 años de edad, fue despedido en 2019 por quedarse con las ganancias de unos sacos de caraotas que habían cultivado en La Polonia, comentaron dos parientes de la víctima. 

El sábado 28 de noviembre, en horas de la tarde, el agricultor irrumpió en la finca con una escopeta y un machete mientras todos cocinaban. Arriechi le disparó a Noval Ramón Serrano y con el machete mutiló al resto de la familia, explicó un primo de las víctimas. “No sabemos si lo hizo con ayuda de alguien más”, reiteró.

LEE TAMBIÉN

Lara | Agricultor asesina a tres adultos y tres niños en una finca

Arriechi huyó tras robarse dos caballos de la finca, pero fue detenido el domingo 29 de noviembre a las 5:00 am, cuando la Policía Nacional Bolivariana (PNB) había acordonado los accesos hacía El Empedrado al enterarse de la masacre en el caserío Cerro Alto. Una comisión lo interceptó y el agricultor admitió los hechos, sostiene un reporte de la PNB.

De acuerdo con las pesquisas del Cicpc, el móvil de la masacre es venganza. Una minuta señala que Arriechi actuó contra el propietario de la finca, y su familia, porque desconocía el paradero de una cosecha de caraotas que habían sembrado en conjunto. Los allegados de las víctimas no avalan esta versión.

Solo un integrante de la familia sobrevivió: el hijo mayor del matrimonio Serrano Mavare. El adolescente de 13 años de edad escapó cuando Arriechi hirió de bala a su padre. Sus tíos contaron que el muchacho se tiró por un barranco y después se refugió en la casa de unos conocidos que quedaba a más de una hora de distancia de la finca. Cuando alertó a sus allegados del ataque, desconocía que todos habían muerto. 

Seis personas, incluyendo dos niños y un adolescente, fueron asesinadas presuntamente por un agricultor que había sido despedido de la finca de la familia en 2019. Foto: Liz Gascón

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a