Luisa Ortega Díaz promete justicia a pemones atacados en la Gran Sabana

Dos indígenas murieron y al menos 15 resultaron heridos luego de que un grupo de militares abriera fuego en contra de una alcabala instalada

631

Cúcuta.- Luisa Ortega Díaz, fiscal general en el exilio, se pronunció este viernes en la tarde a propósito del ataque a tiros de un grupo de militares al pueblo indígena Pemón: el saldo fue de dos muertos y 15 heridos.

La fiscal en el exilio aseguró, desde Cúcuta, que habrá justicia por el hecho; prometió que ningún crimen quedará impune.

“Este mensaje es para miembros del ejército que en este momento están masacrando a nuestro hermanos pemones en la frontera de Venezuela con Brasil: ustedes van a pagar por estos hechos. Es un crimen y se hará justicia, ustedes se están colocando del lado de la injusticia, ustedes se están colocando al margen de la Constitución”, dijo Ortega Díaz en un video difundido en Twitter.

Este 22 de febrero a las 7:00 am, una alcabala de indígenas del grupo Aretauka trató de impedir el paso de seis convoyes de la Guardia Nacional por la troncal 10, a la altura de Kumaracapay, que iban con destino a Santa Elena de Uairén. Los pemones fueron repelidos por los militares con armas de fuego y bombas lacrimógenas.


LEE TAMBIÉN: 


SUBE A DOS LA CIFRA DE MUERTOS EN LA GRAN SABANA POR ATAQUE DE LA GN

La fracción opositora de los pemones, liderada por el alcalde de Gran Sabana, Emilio González, y el exalcalde Ricardo Delgado, había anunciado desde el jueves 21 de febrero que impedirían el paso de los militares y lucharían por mantener abierta la frontera con Brasil para el paso de la ayuda humanitaria. Esta acción le costó la vida a dos personas.

Sucedió en la comunidad de San Francisco de Yuruaní. Los dos fallecidos fueron identificados como Zoraida Rodríguez, de 46 años; y Rolando García, de 51. Rodríguez recibió tres impactos de bala de FAL en el pecho, tres decirle a los funcionarios de la GN que desistieran de su actitud. Estaba junto con su esposo, amasando maíz para las empanadas que vendía en su casa. Era madre de cinco muchachos.

García quedó herido de gravedad y fue trasladado primero al hospital de Santa Elena de Uairén. Por falta de insumos lo llevaron en unidades de Protección Civil a un centro de salud en Pacaraima, pero no lograron salvarle la vida.

DÉJANOS TU COMENTARIO