28 C
Caracas
sábado, 6 marzo, 2021

Los tres calcinados en accidente de los Llanos viajaban de Valencia a Cúcuta

Los cuerpos fueron identificados este miércoles 26 de febrero. Se trata de una pareja de pastores evangélicos y de su sobrina que se reencontrarían en Colombia con un familiar y posteriormente viajarían a EE.UU.

-

Acarigua.- Las autoridades policiales de Portuguesa identificaron este miércoles 26 de febrero a las tres personas que murieron calcinadas en un accidente de tránsito registrado en horas del mediodía del martes en la autopista José Antonio Páez, a la altura del sector Sipororo, municipio San Genaro de Boconoíto, límite con el estado Barinas.

Las autoridades determinaron, además, que en el vehículo portaban bidones con combustible, lo que propagó el fuego que terminó consumiendo a la unidad y a los pasajeros.

Las víctimas era una pareja de pastores cristianos-evangélicos y una sobrina de ambos, que viajaban desde Valencia, estado Carabobo, con destino a la ciudad de Cúcuta, en Colombia, donde se reencontrarían con su hijo, para luego volar hasta los Estado Unidos, donde estarían una temporada.

Los esposos respondían a los nombres de Jacinto Librado Moreno Garrido, de 60 años de edad, quien era Superintendentes de la Región Centro-Llanos del Concilio de Asamblea de Dios en Venezuela, e Hilda Margarita Bazán, de 56. La sobrina quedó identificada como Hefziba Moreno.

Los tres viajaban en una camioneta Mitsubishi, modelo Outlander, año 2009, placas AA694FL, color beige, que se calcinó con los cuerpos de los pasajeros adentro, al impactar contra un muro de arena y luego volcar en la autopista que comunica los estados llaneros, sentido Guanare-Barinas.

LEE TAMBIÉN

Tres personas murieron calcinadas en accidente en vía de Los Llanos

El reconocimiento de las víctimas lo hicieron familiares que viajaron desde el centro del país hasta la ciudad de Guanare, justo al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), donde corroboraron las identidades. Desde ahí dijeron que se enteraron del accidente a través del reporte de los medios de comunicación, y para constatar la información contactaron a miembros de la congregación cristiana que hace vida en la capital de Portuguesa.

- Advertisement -

Este sería el segundo accidente de tránsito en igual circunstancias que se registra en menos de un semana en la autopista José Antonio Páez. En el primero, registrado el pasado viernes 20 de febrero en el kilómetro 128 a la altura a la parroquia La Aparición del municipio Ospino, murieron quemadas seis personas, y dos más resultaron heridas.

Este siniestro ocurrió cuando la camioneta -una Toyota Fortuner, año 2014, color verde, placas AA535NT- impactó contra la cabecera de un puente, y volcó hasta terminar incendiándose con los pasajeros adentro. También viajaban con bidones contentivos de combustible.

Los fallecidos de este caso quedaron identificados como Alfredo Villamizar (17), quién era el conductor de la unidad; Rosaura Cedeño (34), Adriana Loreto (32), Sofía Nicol Varón Cedeño (12), y los niños Aurora María Soler (5), y Sebastián Villamizar (1). Mientras que los dos sobrevivientes responden a los nombres de Aura Alejandra Cedeño, de 37 años de edad, y Agustín Cedeño, de 17 años. Esta familia viajaba desde Valle de la Pascua, en Guarico, hacía el estado Mérida.

Quienes viajan desde el centro de país, hacía la región llanera y andina, como precaución por el desabastecimiento de combustible que se genera en estas zonas, lo hacen portando contenedores de combustible para recargar los tanques de los vehículos en la vía y no demorar entre 8 horas y un día en las estaciones de servicio.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado