23.7 C
Caracas
miércoles, 25 mayo, 2022

Lo asesinaron frente a un templo católico en el Sur del Lago

-

Sur del Lago.- Durante la tarde de este miércoles 30 de enero, sujetos a bordo de una motocicleta asesinaron a tiros a Winder Anthony Fuenmayor, de 47 años de edad, en las adyacencias de la Catedral San Carlos Borromeo, en plena avenida Bolívar del municipio Colón, en el estado Zulia.

Fuenmayor conducía una moto marcha MD, modelo Haojin, placa AD91R21D, color gris, cuando sus verdugos en marcha lo asesinaron frente a la vivienda de una reconocida médica veterinario. Los ocupantes del inmueble, contaron que al escuchar las detonaciones, salieron a ver qué ocurría. Un gentío se aglomeró en la escena del crimen para observar el levantamiento del cuerpo.

Winder quedó tendido en la acera en posición fetal, entre la vivienda color amarillo y la pared de la quinta contigua de dos plantas, ubicada también frente a la plaza Bolívar de San Can Carlos de Zulia.

LEE TAMBIÉN:
Unión Europea pide la inmediata liberación de los periodistas de la Agencia EFE

En el templo, donde disponían a rezar el rosario, alrededor de las 6: 00 de la tarde, no quedó un alma. Feligreses, transeúntes, motoristas y conductores acudieron a curiosear ante la mirada de bomberos y policías.

Fue el Patuleco”, gritó un amigo, -como le decían-. Lo reconocieron por su apodo. La noticia corrió como pólvora. De inmediato los vecinos le colocaron sábanas. A los pocos minutos el resto de familiares se acercó a lamentar la pérdida de Winder.

Según información de allegados, Fuenmayor dejó dos hijos, producto de dos uniones sentimentales. Una fuente del Cicpc, base San Carlos, aseguró que se trató de un ajuste de cuentas, debido al enseñamiento ejercido al dispararle en la cabeza.

A Winder Fuenmayor le conocían como El Patuleco. La policía científica presume que el crimen obedece a un ajuste de cuentas | Foto: Freddy Alvarado

Un trabajador informal que pasaba por allí dijo que cuando los sicarios corroboraron que no respiraba, encendieron la unidad moto y se marcharon.

Los amigos de El Patuleco confirmaron que vivía en una residencia en la avenida 2 del sector San Carlos sur, a escasas dos cuadras de donde lo asesinaron. No le conocían ocupación fija, sólo que se dedicaba hacer “marañas”. En su perfil de Facebook publicó, hace unos años, haber laborado en el frigorífico Frisulca, aunque ya no prestaba servicios en esa empresa.

Aunque la policía lo señaló por hechos de dudosa procedencia, en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, base San Carlos, ni en los organismos policiales había denuncias en su contra, o si había sido arrestado.

Una allegada a la familia indicó que hace unos años también un hermano de Winder fue asesinado en una cárcel. Esta versión no logró ser corroborada de manera independiente por El Pitazo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a