24 C
Caracas
viernes, 25 septiembre, 2020

Las Faes son el cuerpo policial más letal de Venezuela, según la ONU

El informe de la ONU detalla que el cuerpo táctico fue el responsable del 64,5% de las víctimas de letalidad policial en Venezuela durante 2019. Describe su patrón de actuación, y su práctica de simular enfrentamientos armados

-

“A mí, las Faes me lo quitaron todo, ellos están acostumbrados a eso. Suben el cerro y matan a quien quieren. En mi casa dejaron a una madre destrozada y a un hermano herido”, esas fueron las palabras de la mamá de Luis Gerardo Cabello, uno de los siete asesinados en un operativo realizado por el grupo táctico de la Policía Nacional Bolivariana, junto a la Policía de Sucre, en el barrio José Félix Ribas de Petare, el 7 de octubre de 2019.

Según el informe de la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de la Organización de Naciones Unidas (ONU), publicado este 16 de septiembre, operativos de este tipo no son “hechos aislados” sino que forman parte de una política gubernamental. De acuerdo con los investigadores de la ONU, las Faes son “la institución policial más letal en Venezuela”, responsable del 64,5% de las muertes que la Misión examinó en 2019.

Luego del operativo donde falleció Luis Gerardo, un joven de 21 años, su madre desde la medicatura forense de Bello Monte narró lo que, de acuerdo con la Misión de la ONU, forma parte de un patrón del escuadrón policial: “Pasadas las 9:00 pm abrí la puerta de mi casa después de llegar de mi trabajo. Solo encontré a mi hijo menor de 18 años de edad. De Luis Gerardo no había razón”.

Luis Gerardo Cabello es una de los jóvenes que fueron asesinados por las Faes en 2019 | Foto: cortesía

La mujer salió nuevamente de su casa y empezó a preguntarles a sus vecinos si sabían algo del joven. Le dijeron que era probable que los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales o de la Policía de Sucre se lo hubieran llevado detenido, o en tal caso asesinado.

Ante la noticia, la madre visitó las comisarías de la Policía Nacional Bolivariana de la zona, así como los hospitales Jesús Yerena, de Lídice, y Domingo Luciani, de El Llanito, en este último estaba el cadáver de su hijo.

Luego de reconocer el cuerpo, la madre supo lo que hacía Luis Gerardo al momento del desarrollo del operativo policial. Testigos le comentaron que, aproximadamente a las 4:30 pm del lunes, el joven acompañaba a su novia, una adolescente que reside en la Zona 6, mientras que él vivía en la Zona 9. “Una patrulla se lo llevó y no regresó vivo”, dijeron.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Informe de la ONU sobre DD. HH. en Venezuela recomienda eliminar las Faes

- Advertisement -

Las Faes actúa bajo un patrón

Arquímedez Ramón Martínez Fuenmayor, Andri Daniel González Narváez, Roger Blanco Narváez, Pedro Pablo Salcedo Herrera y Wilmer Yánez Caraballo, este último de 40 años, quien formaba parte del equipo de seguridad de la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Valera, fueron asesinados por funcionarios de las Faes el pasado 11 de junio en el sector La Cruz, ubicado en la carretera vieja Caracas-La Guaira.

La minuta policial sostenía en su momento que las víctimas formaban parte de la banda “Los Colectivos del Plan” y murieron luego de enfrentarse con comisiones policiales. Para sustentar la tesis mencionaron la recolección de armas de fuego que, presuntamente, pertenecían a los asesinados. Sin embargo, familiares negaron la versión oficial y aseguraron que los cinco hombres se encontraban en sus hogares cuando los funcionarios llegaron al sector. En su denuncia indicaron que primero los sacaron de sus viviendas, luego “se escucharon muchos disparos”.

En el informe que publicó la Misión de la ONU este miércoles, 16 de septiembre, los delegados indican que tienen “motivos razonables para creer que la PNB/Faes y el Cicpc cometieron ejecuciones extrajudiciales caracterizadas por la reiteración de la conducta y las similitudes en las modalidades de las operaciones”.

Explican que documentaron un patrón de disparos a quemarropa en áreas vitales, incluyendo la cabeza y el tórax con uno o dos tiros; que los casos fueron descritos como “enfrentamientos” y que los familiares negaron la versión.

La Misión también llegó a la conclusión de que las Faes altera la escena del crimen para simular un aparente enfrentamiento. Ofrecen el relato de un exoficial del cuerpo táctico, quien les dijo que los funcionarios suelen hacer disparos para imitar un tiroteo “o toman un arma ilegal que tienen […] y la dejan allí”. Otro exfuncionario les aseguró que los efectivos “plantaban rutinariamente un arma o una granada (llamada en la jerga “misiones agrícolas” para sembrar “semillas”) y luego alegaban que hubo un “enfrentamiento armado”.

Desde 2017, El Pitazo ha logrado establecer un patrón de actuación del cuerpo táctico y coincide con el presentado por la ONU:

  • Los funcionarios entran en viviendas de sectores de Caracas utilizando la fuerza, no se identifican, visten de negro, tienen el rostro cubierto y tampoco muestran una orden judicial.
  • Las Faes ejecutan sus operativos en la madrugada. Derriban las puertas y entran a las casas disparando mientras las víctimas duermen. “Ellos fingen enfrentamientos”, dicen familiares, quienes han denunciado estos hechos como ejecuciones.
  • Simulan procedimientos en los que asesinan a sus víctimas, la mayoría de uno o dos disparos, que después califican como un enfrentamiento armado en minutas del organismo.
  • Maltratan a los familiares de las víctimas; también hay denuncias que señalan que los funcionarios roban las pertenencias de valor que hay en las viviendas.

Las organizaciones seguirán denunciando.

En los últimos años, las Faes han sido señaladas por organizaciones defensoras de derechos humanos de allanar viviendas sin orden judicial, de reprimir protestas cívicas, de ejecutar procedimientos policiales ilegales en horas de la madrugada en barrios de Venezuela, y de reseñarlos como enfrentamientos. Monitor de Víctimas lleva datos de ejecuciones en la Gran Caracas: de enero a julio de 2020, el cuerpo táctico ha sido el victimario de 66 ciudadanos.

Para el coordinador general de Provea, Rafael Uzcátegui, el informe de la Misión de la ONU es un “avance en la búsqueda de justicia de las víctimas y sus familiares, y corrobora que existe una política estatal sistemática para violar de derechos humanos, que cuenta con la participación de las diferentes instituciones y altos funcionarios que va desde Nicolás Maduro a los ministros de Justicia, jefes de directores de organismos de inteligencia, y jueces y fiscales”.

Uzcátegui señala que en el documento queda reflejado que el Ministerio Público y la Fiscalía son parte importante en el mecanismo de impunidad que hay Venezuela, debido a que ha figurado como garante al debido proceso y en la alteración a los sitios donde ocurrieron violaciones a los derechos humanos.

El defensor de derechos humanos explicó que con el informe de la Misión de ONU el trabajo de las organizaciones de derechos humanos queda “reivindicado”, pues asegura que con el “se corroboran todas las denuncias realizadas por las organizaciones; lo que lleva a que por primera vez la comunidad internacional cuenta con un documento confiable sobre la situación venezolana”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado