22.6 C
Caracas
miércoles, 12 junio, 2024

Lara | ONG denuncia que un preso se lanzó del cuarto piso de un hospital

Julio César Pineda Flores, de 47 años de edad, aseguró a sus familiares que no quería regresar a los calabozos del Cicpc porque allí lo iban a matar. Por esa razón se lanzó por la ventana de la habitación de un hospital

-

Yo no me quiero morir en los calabozos, allá me van a matar. No me dejen regresar”, dijo a sus familiares Julio César Pineda Flores, de 47 años de edad, horas antes de lanzarse del cuarto piso del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara.

Así lo denunció el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) a través de una nota de prensa en la que aseguró que Julio César se suicidó debido a los tratos que recibía de los funcionarios y otros reclusos. El suceso ocurrió a la 1:00 pm del 2 de febrero.

El hombre estaba detenido en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la subdelegación de Carora, ubicada en el municipio Torres, desde octubre de 2022. Los funcionarios lo trasladaron al hospital debido a una angina de pecho.

“Salí a conversar con el doctor que me estaba explicando su situación y escuché gritos. Decían que se había caído, pensé que de la cama y cuando corrí se había lanzado por la ventana”, relató un familiar.

Carabobo | Bomberos encuentran maniatado y amordazado cadáver del hermano de Blanca Ibáñez

Pagos por beneficios

Julio César era imputado por un delito contra su mujer y, presuntamente, los otros presos no lo aceptaban en los calabozos, cuando lo mantenían allí lo obligaban a dormir en el baño y parado. Esta situación hacía que su presión arterial se elevara, según el OVP.

Julio César era hipertenso y diabético insulinodependiente. La familia contó que cuando lo apresaron, una médico forense pidió a los familiares 300 dólares para darles un informe y así conseguir un arresto domiciliario. Como la familia no pagó, les negó el documento.

Los familiares de Julio César manifestaron que la solución que consiguieron los funcionarios del Cicpc fue dejarlo en un pasillo, pero no gratis. Para mantenerlo allí pagaban 200 dólares. También denunciaron al equipo de OVP que en lo que iba de 2023 los funcionarios habían pedido 300 dólares más para mantenerlo en el pasillo, como no tuvieron para pagarlos, lo regresaron a los calabozos con al menos 17 presos más.

Antímano | Tribunal ordena captura de maestra y dos policías por asesinar a una mujer

Traslado y muerte

El 16 de enero, el recluso presentó un fuerte dolor en el pecho que se le extendía al brazo y la pierna, por la tortura a la que, supuestamente, estaba siendo sometido. Tras hacerle unos exámenes indicaron que era una angina de pecho.

Primero estuvo en el Hospital Dr. Pastor Oropeza, de Carora, y luego lo refirieron al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda, de Barquisimeto. Para trasladarlo al principal centro asistencial de la ciudad, la familia pagó la ambulancia. Durante los días que estuvo en Barquisimeto, sus seres queridos cuentan que no paraba de decirle a quien lo cuidaba, que lo iban a regresar a los calabozos.

Julio César se sentía muy triste y presionado, había dejado de comer y no estaba durmiendo, no hacía más que pensar en qué pasaría si regresaba a los calabozos, reseñó la nota de prensa de la OVP. El hombre no quería regresar al lugar donde estaba detenido y por esa razón se suicidó.

El preso estaba en condición de procesado, su última audiencia preliminar fue diferida y precisamente en ella esperaba libertad porque la presunta víctima nunca apareció durante todo el proceso judicial.

Con la muerte de Julio Cesar, dos niñas de 15 y 4 años de edad quedaron huérfanas.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a