23.4 C
Caracas
lunes, 4 julio, 2022

La Virgen de Chiquinquirá se reencuentra con su grey

-

En su homilía, Monseñor Gutiérrez habló de la misericordia de la Virgen Chinita y lanzó un discurso duro contra la situación de Venezuela | Foto: Sheyla G. Urdaneta
En su homilía, Monseñor Gutiérrez habló de la misericordia de la Virgen Chinita y lanzó un discurso duro contra la situación de Venezuela | Foto: Cortesía Diario La Verdad

Por Sheyla G. Urdaneta
Por un tobogán de 66 metros de largo y metro y medio de ancho descendió la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, patrona de los zulianos, para encontrarse con su pueblo. Con este acto se da inicio a la quincuagésima oportunidad en la que se celebran estas fiestas.

Al menos 60 mil personas estuvieron presentes en la celebración y la llamada Reina Morena estuvo adornada por 30 mil flores que fueron donadas por los devotos y creyentes.
La eucaristía estuvo presidida por el arzobispo de Ciudad Bolívar, Monseñor Ulises Gutiérrez. Lo acompañó el Arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Santana, el Vicario de la Basílica, padre Eleuterio Cuevas y los sacerdotes zulianos.
En su homilía, Monseñor Gutiérrez habló de la misericordia de la Virgen Chinita y lanzó un discurso duro contra la situación de Venezuela. “Que la Virgen tenga misericordia de nosotros porque vivimos en un país donde el salario no alcanza, donde no se consiguen alimentos. En Venezuela se hacen colas humillantes y la delincuencia nos obliga a estar presos en nuestras casas”.
En la ceremonia estuvo el Gobernador de Zulia, Francisco Arias Cárdenas, su esposa, Margarita de Arias, la diputada María León y el viceministro para Europa, Calixto Ortega. La Alcaldesa de Maracaibo, Eveling de Rosales estuvo acompañada por sus hijos y los diputados Enrique Márquez y Nora Bracho.
El arzobispo de Ciudad Bolívar continuó: “En Venezuela, hay familias dividas porque sus hijos han tenido que emigrar. En Venezuela se violan descaradamente los Derechos Humanos”. Los diputados y representantes políticos de la oposición se levantaron y aplaudieron con fuerza. El obispo siguió: “Estamos en un país con crisis de poderes y con crisis de valores”.
En medio de la misa, se refirió de las elecciones del 6 de diciembre y pidió “un cambio a esta situación dolorosa”. Les dijo a los presentes que votaran de manera “libre y responsable”. A los que resulten electos les pidió que sirvieran a la gente “y no a las ideologías”.
El momento de la paz concentró la atención en el abrazo que Eveling de Rosales, le dio al Gobernador del Zulia, Arias Cárdenas. La Alcaldesa caminó hasta el asiento del mandatario regional para darle el saludo.
La celebración continuó. Los zulianos congregados aplaudieron a la Virgen y al son de la gaita, a las 6.45 de la tarde comenzó la bajada. A las 8.00 de la noche ya La Chinita estaba afuera de la Basílica, cubierta de flores y lista para que los Obispos y los sacerdotes presentes la cargaran.
La seguridad se vio sobrepasada por la asistencia. La Chinita entonces salió en procesión, la primera de este año, la primera de su fiesta. La misma que se celebra hace 306 años.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a