Jefe de la PNB niega implicación en asesinato en cola de gasolina en Mérida

2

Mérida.- Este jueves 12 de septiembre inició la audiencia preliminar por el caso del asesinato de Wuilderman Paredes, ocurrido el pasado 8 de junio en una cola de gasolina en Los Llanitos de Tabay, estado Mérida. Seis funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), incluido el jefe estadal de este organismo, están detenidos por el caso.

Durante la audiencia, Juan Batista Cordero Freites, jefe de la PNB en Mérida, negó su implicación en el crimen y la de los otros cinco funcionarios a su cargo detenidos por el hecho: Luis Gerardo Vargas Dávila, Freddy Bladimir Rodríguez Carrascal, Daniel Antonio Vivas Albornoz, Junior Enrique Valero Ortega y Erica del Carmen Peña Sánchez.

«Él dijo que ellos ni siquiera sacaron sus armas, ¿entonces cómo llegó la bala a mi hermano? Ahora dicen que fue la Guardia Nacional quien lo mató», contó con indignación Yixcy Paredes, hermana de la víctima, quien acudió a la audiencia junto a María Leonora Moreno, madre de ambos. «Yo solo quiero que se haga justicia, porque mi hijo no merecía morir así», pidió Moreno a la salida de la audiencia.

LEE TAMBIÉN

Familiares de asesinado en una cola en Mérida se sienten desamparados

Víctimas por extensión deben ser reparadas

Los abogados del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) son los defensores de las víctimas por extensión del asesinado, que son su madre, su viuda y una bebé de apenas nueve meses de nacida. Las tres dependían económicamente del fallecido.

El equipo jurídico del Observatorio de Derechos Humanos de la ULA lleva la defensa de las víctimas por extensión del fallecido. Foto: María Fernanda Rodríguez

«Exigimos que haya justicia y la debida reparación e indemnización a las víctimas por extensión del occiso, ya que esta persona fue asesinada por funcionarios policiales en el ejercicio de sus funciones y, por lo tanto, corresponde al Estado venezolano repararlas», explicó Mayda Hocevar, directora del ODH-ULA y una de las abogadas de las víctimas.

Wuilderman Paredes ha sido el único asesinado en una cola de gasolina, la cual tenía más de una semana, debido a la aguda escasez de combustible que afecta a esta región del país desde el pasado mes de mayo.  La audiencia preliminar por este caso continuará este viernes.

DÉJANOS TU COMENTARIO