22.7 C
Caracas
martes, 27 febrero, 2024

Investigadores y criminólogos: la intervención de Tocorón no terminó con el Tren de Aragua

Expertos coincidieron en que la detención de los cabecillas de esta agrupación criminal es necesaria para su desmantelamiento. El exvicefiscal Zair Mundaray opinó que la intervención de la cárcel tuvo una óptica militar, no criminalística, y eso afectará el curso de las investigaciones

-

Expertos en el área de investigación criminal coincidieron en que la fuga de los cabecillas del Tren de Aragua de la cárcel de Tocorón permite que continúen con su trayectoria delincuencial. Acotaron que las acciones ejecutadas por el gobierno de Nicolás Maduro pasan a un periodo de observación.

Un día después de la intervención ocurrida el miércoles, 20 de septiembre, el fiscal general Tarek William Saab, aseguró que el operativo resultó un “golpe demoledor” contra la megabanda e indicó que este acto “incidirá progresivamente en la disminución del delito en Venezuela”.

Claves | ¿Por qué la toma de Tocorón no es el fin del Tren de Aragua?

El exvicefiscal Zair Mundaray planteó que miembros de esta organización tienen mecanismos para continuar a pesar de que se les quitó su base de operaciones. Consideró que llevar este procedimiento al camino judicial será engorroso porque la intervención fue mal ejecutada.

Tuvo una visión militarista y no criminalística, no se hizo desde la perspectiva de la investigación y si no lo haces desde ese punto, sino solo desde la fuerza, dejas vivo todo. No se levantaron cadena de custodia, ni información de teléfonos y computadoras”, refirió sobre el operativo.

Enfatizó en que, a partir de la información que pudo ser extraída a través de estos recursos tecnológicos, se obtendrían detalles de la forma de operación de los criminales, cuya megabanda está esparcida por Latinoamérica.

“Si no tienes (refiriéndose a su evasión) a quienes ordenan las acciones, estos continuarán generando instrucciones, con capacidad de fuego y movilización. También tendrán acceso a las víctimas”, puntualizó.

Una megabanda descentralizada

La periodista y autora del libro el Tren de Aragua: la banda que revolucionó el crimen organizado en América Latina, Ronna Rísquez, coincidió en que la toma de Tocorón no implica el final del accionar criminal de esta organización.

“Es un duro golpe al Tren de Aragua, porque desde allí administraba sus actividades, pero no significa que esté desmantelada. Puede afectar su logística, incluso la operatividad en general, pero hay otros elementos para considerar que la organización esté desmantelada”, explicó.

Aragua | Militares recapturan a tres presos fugados de la cárcel de Tocorón

La posibilidad de que tengan células en países de la región y las actividades criminales en las que están involucrados (extorsión, secuestro, tráfico de drogas, sicariato, trata de personas, entre otras), dificultan la desarticulación, opinó Rísquez.

“El desmantelamiento de las estructuras del crimen organizado hoy en día no es tan sencillo porque, en este caso, no necesitan estar en Venezuela, porque desarrollaron un conocimiento para operar desde muchas partes”, sostuvo.

La investigadora tampoco descartó la posibilidad de que, ante la intervención de su centro, los cabecillas optaran por cesar operaciones.

Cabecillas son clave

El Pitazo consultó a un excomisario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), especialista en la desarticulación de bandas, a quien se le resguardó su identidad.

La fuente indicó que el fin de una banda ocurre cuando “se erradican totalmente a líderes e integrantes, pero en el caso de Tocorón, los líderes se fueron porque ya sabían que las autoridades procederían. Es cierto que el Gobierno tomó el control, pero la banda no está desarticulada”.

Recordó la acción de las fuerzas de seguridad durante la intervención en la Cota 905 en 2021, para desmantelar la megabanda que desde allí operaba.

“Se entró a esta zona y se acabó con el «Koki», cuando el Gobierno quiere hacer alguna operación de este tipo lo logra, pero a su conveniencia y en el tiempo que defina”, acotó.

Escape del cabecilla de la banda

El especialista en seguridad ciudadana, Luis Izquiel, señaló que desmantelar una organización criminal es “ejecutar acciones que impidan que siga operando”. Por ello consideró que con la toma de Tocorón, el Gobierno “está muy lejos” de lograrlo.

“El principal cabecilla, al parecer, según versiones extraoficiales, habría escapado con sus secuaces y hoy se desconoce su paradero. Además, desde hace años, las operaciones del Tren de Aragua traspasaron los muros de la cárcel de Tocorón y hoy se extendieron a sectores del estado Aragua, a varias regiones del país y claramente concretaron su expansión internacional en, al menos, cinco países latinoamericanos”, indicó.

El criminólogo también se refirió a la extinta megabanda del “Koki”. Indicó que “quedó sin operaciones porque su máximo líder fue abatido y el Estado tomó control del único territorio en el que operaban, que era la Cota 905. Esa banda, como se conoció, quedó desarticulada, pero quizás muchos de sus integrantes se hayan unido a otras bandas”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a