Funcionarios imputados por homicidio de dos polichacaos incumplen privativa de libertad

meta_valwy

Guarenas.- Familiares de Eligio Duarte y Fernando Lira, funcionarios de la Policía de Chacao asesinados en Guarenas el pasado 6 de marzo en un procedimiento de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), denunciaron que los seis efectivos procesados por el hecho “han sido vistos en las calles de Guarenas y Guatire” y no han sido trasladados al Centro Penitenciario Yare III. Este lugar de Yare fue declarado como centro de reclusión tras la privativa de libertad dictada el pasado 4 de abril durante la audiencia de presentación por el Tribunal Cuarto de Control del Circuito Judicial Penal Extensión Barlovento.

El ente encargado del traslado es el mismo cuerpo policial, que decidió mantenerlos detenidos en el comando de las Faes ubicado en Guatire. “Varios testigos, allegados al caso y funcionarios policiales de carrera han informado que ellos salen cada vez que quieren, circulan tranquilamente por las calles de Guarenas y Guatire e incluso van a rumbas en discotecas públicas”, manifestó Alexis Lira, hermano de una de las víctimas, también fue funcionario de carrera y además es abogado penalista, lo que le ha permitido manejar el expediente de este caso.

La semana pasada se realizó la acusación formal ante el juzgado y fueron entregados 60 elementos de convicción probatoria, como las pruebas de planimetría que comprueban que tanto Duarte como Lira recibieron los disparos en dirección de arriba hacia abajo;los resultados negativos de los análisis de trazas de disparos (ATD) en ambas víctimas, experticias telefónicas, entre otros.

Se espera que dentro de 15 o 20 días el tribunal fije la fecha para la audiencia preliminar, de acuerdo con la ley vigente.

“Proceso judicial lleno de vicios”

La viuda de Eligio Darte, Jeannette Padrón, declaró que a medida que se ha desarrollado el proceso judicial se han encontrado con varias irregularidades. “Cuando en un hecho delictivo el agresor es un funcionario que trabaja con el uso de la fuerza, se ven vicios y este es uno de esos casos”, detalló.

Por su parte, Alexis Lira relató que “el día de los asesinatos no hubo detenidos. Los testigos que presenciaron el hecho declararon que en el procedimiento actuaron entre 10 y 12 efectivos de las Faes, pero ese día ninguno se puso a derecho. No entregaron las actuaciones policiales ni las armas, sino hasta tres semanas después”.

La demora en el caso llevó a que fuesen asignados un fiscal nacional, dos fiscales auxiliares y un fiscal estadal, todos con competencia en derechos humanos. La actuación del Ministerio Público logró que seis de los miembros de las Faes que actuaron ese día y que estaban plenamente identificados se pusieran a derecho y entregaran las armas.

Se recabaron las primeras evidencias y la juez consideró que existía elementos suficientes para iniciar la investigación y dictar privativa de libertad contra Alexander Efraín Uzcátegui Flores, Richard Alfredo Sánchez Pérez, Meyfer José Díaz López, Semmy Wladimir Prin Morales, Hugo Rafael Martínez Sánchez y Francisco Jesús Paredes Peña.

Fueron imputados por cinco delitos: homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles, agavillamiento, simulación de hecho punible, uso indebido de arma orgánica y omisión al socorro.

Otras irregularidades

Lira manifiesta que la defensa de los acusados está integrada por tres abogados que recientemente se desempeñaban como alguaciles en el Circuito Judicial Penal del estado Miranda, Extensión Barlovento; “por lo tanto, conocen a la juez, la secretaria, los asistentes y a todo el personal que labora en este juzgado”.

También dejó al descubierto que uno de los procesados por los asesinatos de Fernando Lira y Eligio Duarte, identificado como Richard Alfredo Sánchez Pérez, tiene antecedentes penales y en su expediente reposan dos sentencias condenatorias por los delitos de robo, secuestro y extorsión. «Aún con antecedentes penales era funcionario policial de las Faes; esto no se explica”, enfatizó.

“Todos los elementos probatorios son contundentes para que se lleve el caso como debe ser y se aplique justicia. Ellos deben ser trasladados a Yare, como se ordenó en un principio, y vamos a seguir trabajando para lograrlo”, concluyeron los familiares.

DÉJANOS TU COMENTARIO