AUDIO | Familiares de la niña asesinada temen que el payaso de Carapita sea liberado

69

Payaso Asesino
Familiares dicen que la comunidad actuó por rabia y claman justicia | Facebook

Caracas.- La mañana de este viernes, familiares de la adolescente de 14 años violada y asesinada el pasado 13 de octubre por el payaso Rigoberto Eduardo León en el sector El Cardón del barrio Carapita, lo reconocieron y dieron fe de que se trataba del vecino con quien por tantos años compartieron la misma vereda. No obstante, tras la furia que emergió en la comunidad, que les llevó a derribarle la casa al homicida, la falta de pruebas comienza a sonar.

Funcionarios de PoliCaracas capturaron en la conocida “calle de los hoteles” de Plaza Venezuela, en el municipio Libertador, al payaso más buscado por las autoridades. Alrededor de las 3:00 pm, tras pistas dadas por ciudadanos que lo reconocieron gracias a volantes que repartieron familiares y vecinos de Carapita por la ciudad, dieron con el hombre, quien, tras una primera interrogación, confirmó que había sido el asesino de la joven, pero negó haber abusado de ella.
Se conoció que León, para el momento de su captura, portaba una cédula de identidad falsa y luego de ser presentado ante la sede de PoliCaracas en la Cota 905 fue trasladado a los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la avenida Urdaneta para este viernes seguir con la rueda de reconocimiento.
La madre de la víctima, Luz María Salavé fue citada a las 9:00 am por los funcionarios; a esa hora se encontraba en la sede del organismo policial y entró con su hijo menor. La mujer también llegó acompañada por su pareja, hermana, algunos sobrinos y miembros de la comunidad, que todavía no comprenden como su vecino, “el que hacía reír, se iba temprano y llegaba tarde, que también era patólogo” acabó siendo el diseñador de un crimen que enlutó el callejón El Cardón.
En efecto, la mujer dio fe de que el hombre capturado por los funcionarios y su vecino eran la misma persona. Su hijo menor, quien se identificó como Deckson Aguilera, declaró que el payaso no se inmutó y “nos vio poco a los ojos”. No obstante, a su salida, recibieron una no grata noticia por parte de los efectivos, puesto que tumbarle la casa al presunto asesino y al vecino —que presuntamente fue su cómplice— afectó la escena del crimen, y con ello se generó una falta de pruebas.
Además de este “percance” la principal testigo del caso, una niña de unos nueve años, vecina de León, quien la mañana del viernes lo vio con una toalla en la cintura sudado y con manchas de sangre, no aparece y “parece que se la tragó la tierra”, dado que su madre se la llevó de la zona por miedo a que el hombre tomara represalias en su contra.
Sin embargo, familiares de la adolescente Danyerlin Josefina Heredia destacaron que “si los funcionarios dejan libre a ese payaso son unos incompetentes. Él la mató. La comunidad le tumbó el rancho por desgraciado. Debe pagar. Además, el domingo ellos ingresaron a su vivienda, colectaron hasta droga y nos informaron que la había asesinado en la cocina, dado que eso es lo que arrojaron sus investigaciones”, relató el padrastro de la víctima.

Pasos por seguir

Se conoció que para este viernes en la tarde se iba a proceder con la imputación del presunto asesino en la sede principal de los tribunales, ubicada en el centro de Caracas. El hombre, quien hasta hace un año se encontraba viviendo con su pareja —con quien tiene dos hijos: un varón de ocho años y una niña de siete— y lo dejó tras denunciarlo ante las autoridades por agresión física, en ningún momento lo ha acompañado, tampoco sus padres y otros familiares. Los deudos de la joven Danyerlin solo claman justicia.

DÉJANOS TU COMENTARIO