Fallecen madre e hija víctimas de explosión en vivienda en Maracaibo

La mujer y su niña tenían quemaduras y politraumatismos. Estaban en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Coromoto. La presunta acumulación de gases fue la causa de la explosión de la que fueron víctimas

1398
incendio-maracaibo
La explosión de la vivienda en el sector Teotiste de Gallegos, en Maracaibo, ocurrió el pasado 26 de julio | Foto: El Pitazo

Maracaibo.- La niña Belén Meléndez, de 18 meses, y su madre, Kimberlys Rojas, de 24 años, fallecieron como consecuencia de las quemaduras de sus cuerpos luego de que fueron víctimas de la explosión de su vivienda el pasado 26 de julio. Rojas murió la mañana del viernes 30 de julio y la niña, la mañana de este sábado, 31 de julio.

La información la confirmó una familiar de las víctimas y una fuente interna del hospital Coromoto, en donde estaban hospitalizadas desde el día del suceso. Ambas estaban intubadas en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro de salud.

El Pitazo tuvo acceso al informe médico en el que se especifica que Kimberlys Rojas tenía 95 por ciento de quemaduras en su cuerpo, lesiones en las vías respiratorias y politraumatismo generalizado porque el día del accidente quedó debajo de los escombros de la vivienda luego de que explotó, presuntamente por acumulación de gas doméstico.

La historia médica de la niña dice que tenía 75 por ciento de quemaduras en su cuerpo, con politraumatismo en el tórax y complicaciones respiratorias por la perforación de un pulmón.

El hecho en el que ambas víctimas se quemaron ocurrió hace cinco días. Kimberlys Rojas vivía con su hija en uno de los seis apartamentos de un edificio pequeño llamado Piedra Bella y ubicado en el sector Teotiste de Gallegos, de la parroquia Coquivacoa, en el norte de Maracaibo.

El apartamento de la familia estaba en la planta baja y explotó cerca de las 8:20 pm. La estructura sufrió daños materiales y las parades frontales del edificio donde vivía la madre y su niña se cayeron. En esa oportunidad las autoridades presumían que la explosión se dio por acumulación de gas doméstico y que una chispa en la cocina desencadenó el estallido.

Los vecinos fueron quienes sacaron de entre los escombros a Kimberlys Rojas y a su hija y las trasladaron hasta el hospital Coromoto, y además secuestraron dos camiones cisternas de agua para apagar el fuego antes de que llegaran los Bomberos de Maracaibo.

Desde ese día se ordenó el desalojo de la construcción y todos los inquilinos tuvieron que salir de sus apartamentos por orden de funcionarios del Cuerpo de Bomberos, quienes mantienen las investigaciones.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.