28.2 C
Caracas
miércoles, 18 mayo, 2022

Faes asesinó a 17 jóvenes entre el 15 y 17 de febrero

-

Caracas.- Este 19 de febrero, la morgue de Bello Monte amaneció abarrotada. Todos los asientos disponibles en el área interna y externa estaban ocupados por familiares que esperaban la entrega de una de las 17 víctimas que, entre el viernes 15 y domingo 17 de febrero, fueron asesinadas por funcionarios de las Faes, el cuerpo táctico de la Policía Nacional Bolivariana.

De forma extraoficial se conoció que estos 17 jóvenes, que fueron ingresados a la medicatura la madrugada de este 18 de febrero, recibieron el código N° 62, el cual indica que fallecieron en un enfrentamiento policial. Jeiberson Fabier Molina Castro, de 18 años, es uno de los rostros de esa cifra. Falleció luego que funcionarios de las Faes entraron a su residencia y le dispararon en el pecho.

Fabier residía en el kilómetro 7 de El Junquito, específicamente en el barrio Bicentenario. De acuerdo con el relato de sus familiares, quienes pidieron omitir ser identificados, los uniformados llegaron a la zona pasadas 6:00 am. Tras dispararle, lo llevaron al Hospital Miguel Pérez Carreño, pero ya iba sin signos vitales, de acuerdo a lo que notificó el centro de salud a los deudos.

En el caso de Faber, los familiares denuncian que no solo lo mataron, sino que en el procedimiento, los efectivos «se llevaron a todos los que estaban esa mañana en la casa: su abuela, tío, a la novia y a su hijo de nueve meses».

Posteriormente, contaron los familiares, los llevaron detenidos a un comando policial ubicado en San Bernardino, y «mientras todo eso pasaba hasta se robaron los enseres más valiosos de la casa. Pusieron una olla y tomaron café», indicó una de sus hermanas. La víctima tenía antecedentes por microtráfico de drogas, y cuando era adolescente estuvo detenido por el delito por unos meses.

En su cama le dieron tres disparos

Al sur de la ciudad, en El Valle, específicamente en la parte alta de Las Terrazas, fue asesinado Michelle José Atencio, de 22 años. Su madre se había ido a trabajar y el joven se encontraba al cuidado de sus tres hermanos menores (de 18, 14 y 12 años) cuando los funcionarios llegaron a su casa y le dieron tres disparos en su cama. Luego lo sacaron, se lo llevaron en una unidad y lo dejaron en el Hospital Periférico de Catia.

Según testigos, el hecho se generó aproximadamente a las 9:00 am.
Hace siete meses, Michelle perdió a su cuñado en las mismas condiciones: miembros de las Faes llegaron al barrio y ejecutaron a Luismar Sánchez, de 18 años, frente a su casa.

Otro de los casos ocurrió en el barrio Santa Ana de Carapita el pasado 18 de febrero. Efectivos de las Fuerzas de Acciones Especiales sacaron a Yorman Figueroa, de 22 años, de su vivienda y le dieron dos tiros en el pecho. La víctima se encontraba bajo presentación por porte ilícito de armas.

Yorman, quien se ganaba la vida haciendo viajes de mudanza, fue llevado al Hospital Miguel Pérez Carreño, pero ingresó muerto.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a