18.7 C
Caracas
domingo, 22 mayo, 2022

Esto es lo que desayunan los oyentes de El Pitazo

-

Foto: Miguel Ángel González | Archivo | Referencial

Los altos costos de los embutidos obligan a los venezolanos a buscar otras alternativas para acompañar el desayuno. Un kilo de jamón o un kilo queso superan el millón de bolívares.  El equipo de producción de El Pitazo en la Radio preguntó a los radioescuchas cómo están haciendo para resolver el desayuno.
La última vez que Isabel, residente de la parroquia San Agustín de Caracas, compró queso y mortadela fue en enero, “ahora compro sardina, las guiso y con eso desayunamos, almorzamos y cenamos», relató.
“Ante lo caro de la mortadela y el queso blanco duro, hemos optado por desayunar arepa con plátano frito», manifestó Juan desde La Guaira. De igual forma, Luis Méndez de El Paraíso dijo que en su casa sustituyen los embutidos, “solamente consumimos el queso blanco y preparamos berenjenas y calabacín a la vinagreta, es más económico y más saludable», escribió.
Las proteínas también se han ausentado de las mesas de los venezolanos. Nancy Díaz de Santa Cruz de Aragua dijo que en su hogar tienen meses que no comen ni queso, ni huevos porque están “carísimos”, “ya no encontramos que desayunar», manifestó. Por su parte, Nesmary Rojas relató que suele desayunar perico y berenjena para rendir, pero si compra huevos, no le alcanza para comprar queso.
Algunos oyentes de El Pitazo aún tienen la dicha de poder disfrutar de uno de los platos típicos venezolanos: la arepa; sin embargo, el relleno es desalentador. «A veces solo desayunamos arepa con mantequilla, cuando se consigue harina y mantequilla, o a veces pan. Si la caja del Clap llega nos podemos ayudar un poco, pero eso es si llega», escribió Ruth Arias desde La Pastora.
Para Yenny Rodríguez, quien vive en El Junquito, la situación no es diferente: “A veces en el desayuno se come una arepa o pan solo, si acaso con mantequilla, y cuando se puede, huevo o queso. Así estamos», expresó.

Lee también: Niños requieren por semana 24% del salario mínimo para desayunar en cantinas escolares

En el hogar de Ramona Díaz la arepa o el pan con mantequilla también son su resuelve para la primera comida del día, a veces puede rellenarla con queso, pero eso es solo cuando puede comprarlo. «Mi desayuno es una arepa tipo caucho con un relleno de requesón, ahí voy, poco a poco», manifestó Margot Pérez.
María Graterol, quien reside en Valera, estado Trujillo, dijo que desayuna “arepa pura” y a veces con ricota. Así mismo, Josefina Reyes, desde Turmero-Guayabita, estado Aragua, contó que en su casa desayunan «arepa con olor a mantequilla, relleno de pira y agua».
Jesús Marta de Valle de la Pascua, estado Guárico, dijo que en su casa desayunan “arepitas con frijoles recalentados».
A pesar de las dificultades, las alternativas no faltan, aunque éstas no respondan a una buena alimentación. Edgar Romero, desde Catia, confiesa que mezcla arroz, harina y mantequilla para preparar su arepa, la cual acompaña con un vaso de agua. Igualmente, Luz Larez reveló que hace la arepa, le saca la masa y la rellena “con un bollito”.
Sin embargo, no todos tienen la dicha de saborear una arepa al comenzar el día. Karina Rondón desayuna “una tortica de arroz viejo y un guarapito», mientras que Alexis Ramírez, en Higuerote, desayuna yuca con sardina o yuca sola.
El plátano también es una opción, Carla Ramírez relató que en las mañanas desayuna plátano sancochado “sin nada más, con un vaso de agua para acompañar».

La prioridad son los más pequeños

En algunos hogares venezolanos, el primer alimento del día no existe o es destinado especialmente para los más pequeños de la casa. «En mi casa no desayunamos para que nuestros hijos puedan hacerlo», contó Diógenes, quien vive en Valera, estado Trujillo. Lo mismo hacía Lorena Ruíz, no obstante, relató a El Pitazo que  sus hijos se dieron cuenta y le pidieron que hiciera las arepas más pequeñas para que ella pudiera desayunar también.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a