«El Chamut» se enquistó en los cuerpos policiales de Zulia

Hely Heberto Fernández Chamut, alias "el Chamut" (56 años), murió el martes 12 de noviembre en un enfrentamiento con el Cicpc. Fue uno de los diez delincuentes más buscados de Zulia y lo implican en al menos 30 homicidios

2842
Foto: Cortesía Diario La Verdad

Maracaibo.- A las 11:00 pm del domingo 13 de junio de 2010 ocurrió la masacre de Los Cortijos. Hombres a bordo de dos camionetas y un vehículo interceptaron a un impala color vinotinto a la altura del kilómetro 14 de la vía a Perijá, en el municipio San Francisco del estado Zulia, y le dispararon no menos de 120 veces. Cuatro de los cinco tripulantes murieron; uno de ellos resultó ser hijastro de un comisario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Ahí comenzó la cacería contra «el Chamut», quien fue hasta el martes 12 de noviembre uno de los diez delincuentes más buscados de Zulia.

A Hely Heberto Fernández Chamut, alias «el Chamut» (56 años), lo señaló el Cicpc como el autor intelectual de los homicidios de Holvis Villasmil Cuevas, alias “Mancuso”, de 27 años; José Gregorio Ballesteros, de 29; Billy Micke Martín, de 23 años, estudiante de Contaduría Pública e hijastro del entonces jefe de la División Antisecuestro del Cicpc-Zulia, inspector jefe Gustavo Hernández; y Johan Huerta, de 30.

En el caso estuvo implicado como cómplice Alexander Dávila, alias «el Amarillo» y entonces director de la Policía de Urdaneta, cuerpo policial que integró «el Chamut» hasta unos meses antes de la masacre. «El Amarillo» fue asesinado justo tres años antes de Fernández Chamut en el estado Táchira, también un 12 de noviembre.

LEE TAMBIÉN

«EL CHAMUT» REGRESÓ A VENEZUELA HACE UN MES HUYENDO DE ENEMIGOS EN COLOMBIA

Sobre Fernández Chamut pesaba una alerta roja de Interpol y en Venezuela era buscado por liderar una banda dedicada al sicariato, robo de vehículos, extorsión y secuestro, que se inició mientras él formaba parte de algunos organismos de seguridad.

«El Chamut» estuvo en las filas de tres cuerpos policiales del estado Zulia. Se logró enquistar en ellos mientras estuvo dentro y fuera de los organismos. Primero fue funcionario de la Policía del estado Zulia, de donde salió jubilado durante el mandato del gobernador Manuel Rosales (2000-2008). Luego estuvo como comisionado de la Policía del municipio Baralt mientras Dávila fungió como director; y después fue por unos meses jefe de investigaciones de la Policia de Urdaneta durante el tiempo en el que Alexander Dávila también fue el líder del organismo con la llegada de la oficialista Mayra Zamora a la Alcaldía de la Cañada de Urdaneta en 2008.

Pero la filtración de «el Chamut» en los cuerpos policiales fue más amplia. Una de las camionetas usadas en la masacre de Los Cortijos resultó ser propiedad de Américo Antonio Salas, un exfuncionario de Polimaracaibo, según dijo en 2010 Humberto Ramírez, quien para la fecha era el director del Cicpc Zulia. Su relación con funcionarios activos se mantuvo en la Policía Regional, la Policía de San Francisco y la Policía de Jesús Enrique Lossada, incluso en la científica. Las autoridades lo investigan.

En la actualidad no se descarta que funcionarios activos estén involucrados con estas mafias, que desde principios de noviembre comenzaron a generar alarma en Maracaibo por el lanzamiento de seis granadas a establecimientos comerciales. Esos hechos también están relacionados con «el Chamut», según dijo el miércoles 13 de noviembre el viceministro de Prevención y Seguridad, Edes Palencia, en una rueda de prensa en Maracaibo.

El director nacional del Cicpc, Douglas Rico, dijo el lunes 11 de noviembre que investigan todos los cuerpos de seguridad y que no descartan que haya funcionarios involucrados. «Todo se investiga, todos los organismos, incluyendo a funcionarios del Cicpc», indicó en una rueda de prensa en Maracaibo tras informar sobre la detención de cinco personas involucradas con el lanzamiento de granadas.

30 homicidios

En el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Crimalísticas señalan al «Chamut» de estar implicado en al menos 30 homicidios, entre los que destacan los asesinatos de Hugo Morales y Karen Blanco, perpetrado en junio de 2011 frente a un restaurante en la calle Cecilio Acosta en Maracaibo; y el de David Mujica, hijo del diputado oficialista Edgar Mujica y sobrino de Junior Mujica, alcalde de Jesús Enrique Lossada, el 30 de noviembre de 2018.

El gobernador de Zulia, Omar Prieto, señaló el 8 de julio al «Chamut» como el responsable de los seis atentados perpetrados contra el entorno del alcalde Mujica y aseguró que acabaría con su banda. Según el mandatario zuliano, Fernández Chamut lo amenazó a él, a Lisandro Cabello -su secretario de Gobierno- y a la familia de ambos.

LEE TAMBIÉN

OMAR PRIETO SOBRE MUERTE DE «EL CHAMUT»: «VIENEN MÁS GOLPES CERTEROS A LAS BANDAS»

«El Chamut» llegó a ser uno de los líderes de la banda de «Los Meleán» y, según el Cicpc, su radio de acción estaba en los municipios Jesús Enrique Lossada y Maracaibo. Su grupo lo llegó a comandar desde Colombia, de donde llegó hace un mes, según la policía científica.

Fernández Chamut fue detenido en Colombia en febrero de 2018 tras ser baleado en un enfrentamiento con otra banda y en el que falleció su mano derecha, Ángel González, alias «el Chivo». El hecho se registró el 6 de febrero en las playas de La Boquilla, en Cartagena; pero el 11 de febrero llegó al hospital Cari en Barranquilla, donde permaneció bajo custodia policial por siete meses.

«El Chamut» se escapó del hospital el 21 de septiembre de 2018 tras dormir al custodio de turno, según reseñó el diario colombiano El Heraldo. La policía determinó que al llegar la noche, el delincuente ordenó una pizza para cenar y se la llevaron a su cuarto. Cerca de las 11:00 pm le ofreció un trozo al policía Elmer Flórez Hostia, quien despertó luego a la 1:00 am en la habitación y con las manos atadas con una sábana.

A esa hora, «el Chamut» ya no estaba. El Gobierno venezolano se quedó con las ganas de extraditarlo, solicitud que fue aprobada el 20 de junio de 2018 por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y desde entonces no se supo más sobre su paradero hasta hace un mes, cuando ingresó de nuevo a Venezuela.

El hombre se movilizaba en Maracaibo en cinco vehículos para burlar a las autoridades. Estos eran dos camionetas Silverado, dos camionetas Toyota y un Honda Civic blindado. Frecuentaba varias viviendas, entre ellas una en la zona norte y otra en el sector Grano de Oro, en La Limpia, donde murió el martes 12 de noviembre tras enfrentarse con funcionarios del Cicpc.

De la operación, el Cicpc solo incautó los cinco vehículos, el inmueble, 28 municiones y un arma, pese a que el viceministro Palencia aseguró que además de «el Chamut», su concubina Xiomarina Morales también disparó contras los funcionarios.

Los vecinos del sector Grano de Oro informaron que el tiroteo tardó al menos 40 minutos; sin embargo, Palencia asegura que no hubo otros muertos y que solo hubo un detenido, que es la mujer, y su caso lo lleva la Fiscalía 14 del estado Zulia. En la hora de su muerte también hay inconsistencia: el Ministerio de Interior y Justicia informó en Twitter a las 10:52 pm sobre el deceso, pero el viceministro Palencia aseguró que fue a las 2:03 am del miércoles 13.

Fuentes policiales aseguran que fue el martes 12 de noviembre cuando se terminó con nueve años de cacería de uno de los delincuentes más emblemáticos de Zulia, que fue policía, que atemorizó a comerciantes, a empresarios e incluso a representantes de gobiernos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.