Denuncia su familia: hombre fallecido en operativo en Petare quedó en la línea de fuego

Gerard Torrealba fue identificado por sus familiares como una de las cuatro víctimas del operativo conjunto que se desarrolló en el barrio José Félix Ribas el pasado 7 de octubre. Niegan que se haya enfrentado a las autoridades y aseguran que murió al ser alcanzado por una bala perdida

333
Imagen de referencia del Faes. Foto archivo

Caracas.- Familiares de Gerard Vladimir Torrealba Pinto, de 26 años, uno de los cuatro fallecidos del operativo conjunto realizado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) junto a la Policía de Sucre el pasado 7 de octubre en Petare, detallan que este murió luego de ser alcanzado por una bala cuando llegaba a su casa. Niegan la versión de que se enfrentó a las autoridades.

Gerard Vladimir era residente del sector La Cañada, ubicado en el barrio José Félix Ribas, en la Zona 5. Sus deudos cuentan que el lunes, aproximadamente, a las 4:30 pm, caminaba por la calle que conduce a su casa luego de regresar de su trabajo y se encontró con el despliegue del grupo táctico de la Policía Nacional Bolivariana que se desarrolló en la parte alta de Vista Hermosa y la cancha de José Félix Ribas de la parroquia.

La víctima recibió un disparo y fue trasladada por los funcionarios al Hospital Dr. Domingo Luciani, ubicado en el Llanito, pero llegó sin signos vitales. Uno de sus familiares, quien pidió la omisión de su identidad, cuenta que el joven era técnico de computadoras y ese lunes se encontraba realizando un trabajo para un particular.

LEE TAMBIÉN
Despliegue de las Faes en barrios de Petare deja cuatro muertos

Su familia se enteró de que había muerto la mañana de este martes 8 de octubre cuando vieron que no llegó a su casa a dormir. Los vecinos, al enterarse que estaba desaparecido, le dijeron a su madre que se dirigiera al Hospital Domingo Luciani, pues allí habían llevado a los heridos del operativo.

La familia lo encontró en la morgue del centro de salud. Hasta la mañana de este miércoles 9 de septiembre ni él, ni las otras tres víctimas del procedimiento policial habían sido trasladados a la medicatura forense de Bello Monte.

Gerard dejó tres hijos: uno de cinco años, otra de tres y el menor, de seis meses de nacido. Cuando tenía 19 años fue detenido por funcionarios policiales por el delito de robo; a su salida del centro de detención preventiva ingresó a un instituto tecnológico, donde cursó estudios de computación para ser técnico. A eso se dedicó hasta el día de su muerte.

DÉJANOS TU COMENTARIO