Denuncian que funcionarios del Comando de la PNB cobran vacuna para entregar comida a los detenidos

125

Foto: Archivo Referencial

Ana Virginia Pérez (nombre ficticio para proteger la identidad del denunciante), es hermana de uno de los detenidos que se encuentran en los calabozos de la Zona 7 de la Policía Nacional Bolivariana. Su familiar permanece en dicho lugar desde el mes de octubre de 2016, cuando fue detenido durante un allanamiento arbitrario en el que, según su testimonio, los funcionarios policiales “le sembraron droga”.
Ana Virginia denunció a través del programa de radio de El Pitazo una serie de irregularidades que se registran a diario en la sede ubicada en Boleíta, entre ellas, las condiciones de hacinamiento en las que viven los detenidos. Según su testimonio, son calabozos pequeños en donde habitan hasta 60 personas, razón por la cual algunos tienen que dormir de pie. Además de esto, aseguró que los detenidos sufren de escabiosis y se ven limitados para hacer sus necesidades.
Ana reveló al equipo de El Pitazo que los funcionarios que custodian los calabozos les cobran diariamente entre 500 y 1.000 bolívares para entregarle la comida a sus allegados.  Califica como injusto este hecho, puesto que su familia es de bajos recursos y se les hace difícil desembolsillar diariamente esta cantidad de dinero para asegurar la alimentación de su hermano. Además, pone en duda que la comida llegue a su destino, a pesar de pagar la “vacuna” impuesta por los custodios.
A Ana solo le permiten ver a su hermano 10 minutos a la semana, que ella considera insuficientes; sin embargo, su cuñada tiene el privilegio de pasar más tiempo con él, pero a cambio debe cancelar a los custodios 12 mil bolívares por la denominada visita conyugal.
Si los detenidos tienen hijos, los familiares deben pagar 8.000 bolívares para que se permita la visita a los pequeños. Asimismo, Pérez denunció que durante la celebración del 31 de diciembre de 2016, los funcionarios policiales cobraban 80.000 bolívares a quienes desearan compartir con su allegados, en un horario limitado de 8 de la mañana a 6 de la tarde.

DÉJANOS TU COMENTARIO