Denuncian que Faes ajustició a tres jóvenes en El Guarataro

Tres jóvenes se encontraban tomando aguardiente en compañía de otros amigos. Varios de ellos fueron a buscar más bebida, mientras las Faes ingresó a la vivienda donde estaban y presuntamente ajustició a los tres que quedaban

441
Foto: archivo El Pitazo

Caracas. “Un disparo a cada uno en el pecho. El modus operandi de siempre”, así relata un hombre, quien dice se escapó de terminar como sus tres amigos, quienes fueron asesinados por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB, la noche de este 12 de julio en el sector San Juan, en el barrio El Guarataro, a metros de la avenida San Martín.

Familiares de dos de las víctimas, quienes pidieron omitir su identidad, los identifican con los nombres de Yeison Difranscenco, de 23 años y de Teilor Difrancesco, de 27. Detallan que ellos se encontraban tomando aguardiente en compañía de José Gregorio Guillén, de 28, aproximadamente, a las 8 de la noche.

Habían más amigos, dos de ellos “salimos a recargar la botella. Cuando volvimos no pudimos entrar a la casa. Las Faes la habían tomado y no se podía pasar. Vecinos nos dijeron de un tiroteo que se había dado en la casa”, explica uno de los jóvenes que estaba allí. Agrega que cuando lograron pasar “vimos la casa como un colador. Eso había tiros por todos lados. Hicieron un desastre”.


LEE TAMBIÉN: 
MUERTE DE TRES HOMBRES EN PROCEDIMIENTO DE LA FAES GENERA PROTESTA EN YARE

Al preguntar por sus amigos, uno de los funcionarios que quedaba en el sitio, les indicó que unos compañeros se habían encargado de llevar a Yeison, Teilor y José Gregorio al Hospital Miguel Pérez Carreño, en La Yaguara. La mañana de este 13 de julio, las víctimas fueron trasladados a la medicatura forense de Bello Monte para su debido reconocimiento.

Se conoció que funcionarios también hirieron a dos hombres más. También los llevaron al Pérez Carreño, pero la mañana de este 17 de julio ya habían pasado a estar estables.

Dos de las víctimas dejaron hijos. Teilor dejó tres hijos: uno de tres años, otro de cuatro y el mayor de ocho. Se ganaba la vida como cargador de jugos. José Gregorio deja un varón de cuatro y trabajaba como proveedor de quesillos y gelatina. Jeison no dejó hijos, tampoco tenía trabajo actualmente.

DÉJANOS TU COMENTARIO