Claves | Colectivos: la cara de la represión en 2019

meta_vamhp

Caracas. Desde inicios de este 2019, con la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, los denominados colectivos armados han sacado su brazo represor con el fin de evitar las protestas en las zonas más vulnerables del país. La Asamblea Nacional aprobó un acuerdo para su desarme, pero el 30 de abril, día del alzamiento militar, los caraqueños estuvieron a la expectativa de su actuación.

  • Un mes antes del 30, específicamente el 12 de marzo, San Martín fue la zona caraqueña que protagonizó la orden decretada por Nicolás Maduro el 11 de marzo en cadena nacional: “Les hago un llamado a los colectivos, a todos. Llegó la hora de la resistencia activa”. Vecinos de la parroquia San Juan -integrada por Capuchinos, el barrio El Guarataro y San Martín- se concentraron en la plaza Capuchinos y fueron dispersados a tiros por hombres armados.
  • El mismo día, pero en Ruiz Pineda, parroquia Caricuao, los ciudadanos que salieron de sus casas también fueron sorprendidos por colectivos. Los habitantes del barrio San Pablito bajaron hasta la avenida que se encuentra al frente de la estación del metro de Ruiz Pineda a protestar por la falta de agua y en contra de Maduro. Minutos después les llegaron motorizados y funcionarios de las Faes.


LEE TAMBIÉN: 

PENCE ANUNCIARÁ LEVANTAMIENTO DE SANCIONES DE EEUU  CONTRA GENERAL VENEZOLANO

  • El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró la participación de colectivos en otros estados del país, como Zulia, Trujillo, Distrito Capital, Lara. La ONG refiere que en la mayoría de los casos los hombres armados actuaron en coordinación con la fuerza pública.
  • Por su parte, el 31 de marzo los vecinos que viven en los edificios de la avenida Fuerzas Armadas, en el centro de Caracas, bajaron de sus apartamentos a protestar y fueron dispersados a tiros por hombres con armas cortas y largas, que quedaron identificados en vídeos y fotos que fueron publicados a través de las redes sociales.
  • La Asamblea Nacional aprobó el pasado 23 de abril el Acuerdo sobre la Acción Nacional para el Desarme, con el que insta a la Fuerza Armada Nacional y a las instituciones del Estado a promover a promover actividades de entregas voluntarias de armas de fuego y municiones que se encuentran en manos de civiles de forma ilegal.
  • Entre las razones para aprobar el acuerdo se encuentran que grupos armados se han desplegado para sembrar terror en la población frente a la indiferencia de los cuerpos de seguridad. Esta situación se ha repetido tanto en la capital como en el interior del país, en especial durante las protestas para exigir servicios básicos o alimentos.


LEE TAMBIÉN: 

LAS NUEVE HORAS DE UN ALZAMIENTO MILITAR QUE 

NO TUVO PLAN B

  • De acuerdo a Provea en lo que va de 2019 han sido asesinadas 54 personas en contexto de protestas. De este número, 14 han fallecido por acciones de civiles armados.
  • El 2 de abril la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo para calificarlos como grupos terroristas. El escrito manifiesta declarar como Terrorismo de Estado la actuación de los grupos paramilitares denominados “colectivos” que, amparados por quienes usurpan el Poder, han sometido a la ciudadanía venezolana a persecución y muerte. También Impulsar desde la Comisión Permanente de Política Interior de esta Asamblea Nacional, una investigación de cada uno de los casos configurados como Terrorismo de Estado que han ocurrido en el país, así como mantener en resguardo el expediente respectivo hasta que haya una justicia imparcial en Venezuela, que pueda establecer las responsabilidades penales correspondientes.

DÉJANOS TU COMENTARIO