CLAVES | Bandas criminales se fortalecieron con las zonas de paz creadas en 2013

José Vicente Rangel Ávalos, alcalde del municipio Sucre, se sentó en 2013 a negociar con 280 bandas criminales en el marco del Plan Patria Segura y el Movimiento por la Paz y la Vida. Su fin era impulsar un proceso de desarme y una vida lícita para los delincuentes de los 80 municipios con las tasas más altas de violencia en el país

1175
Foto: Archivo referencial

Caracas.- José Vicente Rangel Ávalos, exviceministro de Relaciones Interiores del país en 2013, fue quien encabezó las negociaciones cara a cara entre el gobierno de Maduro y 80 bandas criminales del país. Durante los encuentros se propuso crear zonas de paz con el fin de otorgar recursos económicos a cambio de un desarme y una vida lícita para los delincuentes de los 80 municipios con las tasas más altas de violencia en el país

Según un artículo publicado en nuestro medio aliado Runrunes, el proyecto impulsado en aquel entonces por el Plan Patria Segura y el Movimiento por la Paz y la Vida, tenía como principal objetivo convertir a los delincuentes en ciudadanos productivos y reinsertarlos a sus comunidades mediante la agricultura, carpintería y reparación de infraestructura.

LEE TAMBIÉN

“El Coqui” construyó seis garitas en La Vega tras aliarse con “el Mayeya”

Respecto a las negociaciones, el abogado criminalista Fermín Mármol García aseguró en entrevista con Crónica Uno que las bandas criminales usaron los recursos del Estado venezolano para fortalecerse mediante la compra de fusiles, ametralladoras y granadas.

Las primeras zonas de paz se instalaron en cuatro municipios de Barlovento y en los seis de los Valles del Tuy, estado Miranda. Posteriormente, se crearon otras en Zulia, Táchira, Aragua, Guárico y Gran Caracas.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | DE “ZONA DE PAZ” A TERRITORIOS DEL CRIMEN

El Pitazo te resume en claves la actual situación delincuencial en Venezuela, ocho años después del nacimiento de las zonas de paz.

1.- Después de finalizar las negociaciones de 2013, comenzaron a registrarse enfrentamientos entre funcionarios policiales y las bandas armadas en Barlovento, Ocumare del Tuy, San Vicente de Aragua, La Cota 905, El Cementerio y El Valle.

2.- De acuerdo con un reportaje del periodista Javier Ignacio Mayorca, publicado en el diario El Nacional en 2015 y que ahora no existe en su página web, en Barlovento hubo desplazamiento de familias y un aumento desmedido de los secuestros. Además, reveló la existencia de cinco bandas que controlan la troncal 9.

3.- Por otro lado, según reseña Runrunes, en Ocumare son frecuentes las extorsiones y los rescates de delincuentes detenidos en sedes policiales. Actualmente «el Viejo Frank» y «el Monchis» son los principales líderes de las bandas que operan en esta zona mirandina.

3.- En San Vicente las sedes policiales sufrieron ataques con granadas cuando la declarada zona de paz era controlada por José Antonio Tovar Colina, alias «el Picure», quien murió en mayo de 2016 en un enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc)

4.- Las bandas de la Cota 905, El Cementerio y El Valle se unieron después de aprobarse las zonas de paz. A partir de ese momento comenzaron a quemar vehículos de uso oficial y a atacar frecuentemente con granadas a patrullas y funcionarios para evitar su ingreso a los barrios. Estos lugares son utilizados para guardar carros robados y exigir a sus dueños el pago de un rescate.

5.- Carlos Luis Revete, alias “el Coqui” y líder delincuencial de la Cota 905, logró este 2021 un pacto con grupos armados de El Valle, La Vega y El Cementerio para establecer un cerco en esos sectores y evitar la incursión de los organismos de seguridad.

6.- “Los ciudadanos fueron quienes terminaron pagando el precio y hoy dependen de las decisiones de los malandros. El Estado fue desplazado y quienes gobiernan son los delincuentes”, manifestó Fermín Mármol García.

Con información de Runrunes y Crónica Uno

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.